AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

¿Pisándonos la Cola?

with 2 comments

05/05/08
Fuente: Chilevinos | Ana María Barahona A.

Suele pasar eso que leyendo algo después te acuerdes de esto y lo otro. Pues bien, les cuento. Hoy muy temprano reviso la prensa nacional y algunos medios extranjeros. No sólo de vinos. Me rio mucho. Choco con una pequeña columna en Las Ultimas Noticias del fin de semana donde un columnista fanático del fútbol reclama airadamente contra los dueños del canal Fox Sports. Dice que hay puros comentaristas argentinos. Que ellos sólo festejan los goles y jugadas de sus compatriotas en un tono muy jocoso. El título de la nota en cuestión es: “El argentino pedante”…

 

A los pocos minutos recibo mail desde Argentina para contarme de una polémica-debate que aún no se abre. Me dicen que abra la página http://www.norton.com.ar/espanol/perdriel/ donde la prestigiosa bodega Norton de Argentina invita a conocer su nuevo vino Finca Perdriel Terruño. Lo “noticioso”, lo “llamativo” es que aparecen las fotografías de los más conocidos periodistas y sommeliers de ese país con frases elogiosas para el vino. Bajo la imagen de cada uno va su curriculum. Están Miguel Brascó, Fabricio Portelli, Marina Beltrame, Elizabeth Checa, Fernando Vidal, Alicia Delgado. ¿Ardid publicitario me pregunto o sencillamente un acuerdo comercial entre la viña y estos personajes?

En el mail desde Argentina me preguntan si es posible que pase algo así en Chile. Si puedo opinar sobre la falta de ética. Entro a la página, lo veo y no lo puedo creer. Me parece, de verdad, insólito. O sea, para ponerlo en chileno: es como si en su página web y quizás en revistas especializadas, una viña como Lapostolle, como Montes o Concha y Toro contrate a Patricio Tapia, a Eduardo Bretahuer, a Ricardo Grellet, Héctor Vergara y a mi, por nombrar algunos, para hablar de su vino. No es que rescaten los comentarios que esos especialistas pudieron hacer en sus respectivos medios. Les pagaron por aparecer hablando del vino.

Lo sé después de mailearme con uno de los involucrados. El sommelier Fabricio Portelli. Le pregunto si es cierto. Y me dice, muy honestamente que sí, que en pro de aumentar el consumo él y sus colegas aceptaron participar. Que le parece de lo más normal. Que no ve la falta de ética de la situación. Le comento que para un periodista, por lo menos lo que estudié yo en la UC, es impresentable que una empresa te pague, que seas parte de su engranaje publicitario. Le pregunto cómo podrá criticar después algún vino de Norton que no le guste. Fabricio me dice que casi todo lo hace con apoyo de las bodegas, sino sería difícil hacer la pega. Que está tranquilo porque a pesar de no ser periodista tiene sus códigos y principios. Dice que espera que se abra el debate en Argentina para debatir.

Se abre la caja de pandora. Converso el tema con un par de personas del vino chileno. Algunas se ríen: “de qué te impresionas si es Argentina? Ojalá hayan cobrado caro si se “vendieron””. Otras dicen que en Chile pasa lo mismo, sólo que somos tan hipócritas para no decirlo. Para hablarlo sólo entre murmullos, para seguir creando algunos mitos urbanos. Yo he visto algunos casos y me averguenzan. Hay otros de los cuales sólo he escuchados varias versiones, pero nada que lo confirme fehacientemente. Por lo menos, no he visto nunca a algún colega en la publicidad de alguna bodega a menos que tenga intereses comerciales directamente involucrados y que todos lo sepan.

Recuerdo alguna vez una discusión con mi querida colega Paola Doberti. Yo despotricaba por la falta de ética de alguien que ella quería mucho. Y ella me decía si no era algo parecido que una bodega como Montes me haya invitado a Nueva York para cubrir el evento de Purple Angel, por ejemplo. Claramente no. Cuando la Presidenta viaja, cuando una empresa quiere mostrar sus productos, cuando la selección de fútbol viaja e invitan a los medios, ¿es un acuerdo comercial? No hay un contrato de por medio.

Sí coincido que en este tipo de periodismo la línea a veces es más sutil, permite ciertos devaneos. Si hay buena onda, supuestamente todos somos amigos y no se te vaya ocurrir criticar. Varios no lo aceptan. Muchas veces he contado que me han llamado o mandado mails indignados por un puntaje o un reportaje. Hay otros que guardan silencio, pero puede que a la próxima vez no te inviten a la increíble cata o apenas pueda te comenten con resintimiento “tu falta”.

¿Puede un periodista de vinos publicitar una marca? Yo creo que no. Si es por ayudar el consumo ahí está la escritura, el lindo oficio de escribir. Cómo no va a ser posible hacer un buen periodismo sin verse comprometidos. Quizás si Wines of Chile o Vinos de Chile quisiera atacar a los consumidores nacionales a través de un genérico sería distinto. Aunque siempre estaría el tema del pago. De cómo seguir haciendo que la relación periodista-bodega-consumidor se mantenga limpia, inalterable.

Las guías, las revistas y los periodistas como responsables muchas veces deben salir a vender avisaje, ofrecer su producto editorial para que vea la luz. Es allí donde nos pisamos la cola. Pero sino, ¿cómo se hace? Claramente hay medios que sólo tiene un fin comercial y cero aporte al medio, pero los que sí valen la pena. ¿Cómo sobreviven?, ¿cómo hacerles entender a las viñas que uno sigue siendo libre, sin compromiso a pesar de ese avisaje que se agradece, que ayuda a mantener una industria con buen periodismo? Me hablan de los grandes medios extranejros de vino. De cómo se manejan con tal bagaje que cobran grandes sumas de dinero en avisaje, y bueno, generalmente los comentarios en sus reportajes o las buenas críticas provienen justamente de las viñas que les ponen publicidad. Viejo ardid. Elegante, en todo caso.

Lo quen pasa al otro lado de la cordillera es debatible. Es para muchos censurable, pero pone en el tapete la delicada periodista-viña. Periodista-fuente de información. Abramos el debate.

Written by danroc

14, mayo 2008 a 1:32 am

Publicado en AWPro, noticias

Tagged with , , ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. EL debate ya se abrió, ahora el tema es…. ¿lo hacemos público?¿por qué?.
    Por lo menos 3 de los mencionados periodistas del vino por la bodega Norton, no son de mi particular credibilidad, por ende no influyen en mi opinión y me imagino que debe ser en la mayoria de los consumidores del llano.
    Ahora, cohercionar la opinión de los concursantes por una dádiva (premio) es más denigrante para la bodega (leer las bases, condiciones para ganar). Que mi opinión se asemeje a la que tiene la bodega para poder ganar es de lo peor.

    cferrero

    14, mayo 2008 at 2:26 pm

  2. No me extraña de nuestros periodistas. Están siempre sesgados y sospechados de recibir favores de las bodegas. Esta publicidad no hace más que demostrarlo, ahora de manera más “transparente”. Ha sido una maniobra muy hábil de Norton. Va a ser muy difícil que escuchemos de ellos algun comentario malo de sus vinos de ahora en más…

    danivino

    14, mayo 2008 at 6:30 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: