AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Preocupación por la situación del mercado interno

leave a comment »

26/05/08

Y un día las luces amarillas comenzaron a encenderse. El viernes pasado el INV aportó datos respecto a las salidas de vinos al consumo interno que le hicieron helar el alma a más de uno. El organismo fiscalizador anunciaba que el despacho durante el mes de marzo, respecto al mismo mes del 2007, había tenido un abrupto descenso de casi el 30%. Si bien desde el Instituto trataron de “desdramatizar” la información de marzo aportando un análisis provisorio respecto al mes de abril, donde se observa una leve recuperación del 7% en los primeros 15 días de ese mes, lo cierto es que las salidas de vino autorizadas para consumo en el mercado interno, alcanzaron en marzo un volumen de 655.096 hectolitros, lo que constituyó una notable disminución del 28,09%, respecto a ese mismo mes del 2007 …

Fuente: Diario de Cuyo | Marcelo Bustos Herrera

Esta abrupta caída abarcó todos los tipos de envases y formas de envío. En los vinos sin mención varietal -básicos-, que representaron el 80% del despacho mensual, se produjo una baja del 30%, mientras que las salidas al consumo de vinos varietales disminuyeron, el 18% del total. Los vinos “fraccionados” disminuyeron el 28% con relación al mismo mes de 2007, y los volúmenes a granel lo hicieron el 68%, siendo respectivamente el 99,54% y el 0,46% del total. Según la información del INV, en San Juan, el total de vino que salió para consumo, fue de 87.572,01 hectolitros, lo que indica una disminución del 28,30% respecto del despacho de marzo de 2007. En esa provincia cuyana, las cifras muestran una baja del 52,72% en los despachos de vinos varietales, del 26,21% en los vinos sin mención varietal y del 54,93% en otros vinos. Por su parte, en Mendoza se despachó a consumo un total de 508.283,47 hectolitros lo que representa una disminución del 28,85% con relación a igual mes del año pasado. Por estos confines, se produjo una baja del 17,08% en las salidas al consumo de vinos varietales, del 30,77% en los vinos sin mención varietal, y en los otros vinos del 40,81%. Las mediciones del consumo per cápita, también registraron una importante retracción, que en marzo, tuvieron una baja de 28,15% comparado con igual mes del año anterior. Así, el consumo por habitante estimado para ese mes fue de 1,71 litros per cápita considerando la población total y de 2,57 litros per cápita para la población mayor de 18 años.

Luego del impacto de los números de marzo, los observadores del mercado comenzaron a arriesgar conclusiones. Coincidieron en que si bien son datos que provocan preocupación y encienden algunas luces de alerta, no se está en un contexto de “catástrofe”. Según los especialistas, este descenso responde a una combinación de factores, que específicamente, no se debe a que la gente masivamente dejó de consumir semejante volumen durante marzo, sino que tiene que ver más con una situación crónica de la política económica de nuestro país. Las evidencias nacionales con cortes de ruta durante el paro del campo, donde productores de la Pampa Húmeda impidieron una regular provisión del producto a Buenos Aires y el Litoral, sumado al cambio de precios en el vino, más un proceso inflacionario creciente y un control de precios manejado desde la Rosada por el inefable Guillermo Moreno que ha ordenado un tope del 8% anual en el aumento de precios, fundamentalmente en los vinos de mayor volumen, vienen contrayendo progresivamente las ventas en el país, lo que ha ocasionado que durante marzo los despachos nacionales al consumo hayan descendido.

Dos datos para el análisis. Por un lado, el consumo de productos masivos en nuestro país se está desacelerando, y el vino no escapa a ello. El vino, como uno de los productos que responde a una “demanda elástica”, es decir, aquella demanda que es muy sensible a las variaciones de precios, se retrae ante el menor indicio de aumentos. La gente ha comenzado a sustituir éste tipo de bienes o desacelera su consumo. Y por otro lado, este contexto de incertidumbre nacional, nos da la pauta que muchos empresarios del sector deciden no vender o vender en condiciones que le permitan recuperar la inversión rápidamente antes que se produzca un mayor proceso inflacionario que se coman los stocks y luego les sea muy difícil reponerlos. El desafío vuelve a plantearse por el lado de que medidas tomar para no perder los mercados que han costado conseguir.
Precios de la semana

Los precios se han mantenido en su escala ascendente. La merma del 10 por ciento en la última cosecha, según los anuncios del INV y el ajuste en la elaboración de mosto, están presionando los precios hacia arriba. Según datos aportados por el Mercado de Traslado de la Bolsa de Comercio de Mendoza, en la semana del 16 al 22 de mayo, se realizaron transacciones que en promedio arrojaron para los tintos un valor de $0,88. Hoy en el mercado los blancos escurridos están cotizando a $0,80 y los mostos entre $0,75 y $0,80. Pero los observadores de la industria, ya se arriesgan a pronosticar que el precio del blanco sulfitado alcanzará en el mediano plazo, los $0,90 y el $1, en algunas negociaciones.

Fuente: Diario de Cuyo | Marcelo Bustos Herrera

http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=283697

Written by machimar

27, mayo 2008 a 7:17 am

Publicado en noticias

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: