AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

El plan estratégico vitivinícola que reivindica Cobos: ricos más ricos, pobres más pobres

leave a comment »

03/08/08
Fuente: Libres del Sur | Sebastian Gonzalez – Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

El diario Los Andes del día domingo 3 de Agosto nos trajo datos más que elocuentes sobre la economía mendocina. Acá van algunas citas: Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina destacó “la importancia del trabajo coordinado entre los sectores privado y público -a diferencia de lo que se observa en otras actividades- como motor del desarrollo de la vitivinicultura”. Además, el dirigente vitivinícola se mostró confiado en cuanto a la factibilidad de alcanzar los objetivos fijados por el Plan Estratégico Vitivinícola en el 2000, indicando que prácticamente se lograrán al cabo de esta temporada -e incluso se superen- las metas fijadas con anterioridad al 2020, que era la fecha estimada para posicionar convenientemente a la vitivinicultura argentina.Villanueva no descarta que la facturación se verá “por lo menos duplicada” para el 2020…

“Va a ser aproximadamente de 4 mil millones, por el crecimiento del mosto, la uva en fresco, pasas y vinos”, sostuvo. Tomando en cuenta que el motor de dichos números son las exportaciones (50% más en un año) podemos decir sin dudas que éstas buenas noticias tienen un horizonte más que alentador. Pero avanzando en las páginas del diario puede encontrarse más información sobre el trabajo rural mendocino (en el cual la rama vitivinícola es hegemónica).

Otras citas: “En Mendoza, por un lado, los departamentos que poseen zonas rurales se presentan -desde hace años- como los más pobres” “Tanto en Lavalle como en zonas similares trabajan los dos miembros de la familia y, a veces, al menos uno de los hijos. En la lista de los más pobres sigue La Paz, Tupungato, Malargüe, Santa Rosa, General Alvear y Las Heras. Todas zonas, con excepción de la última, que tienen altas proporciones de población rural y, algunas, en donde las cifras sorprenden; teniendo en cuenta la riqueza del lugar ya sea por la presencia de bodegas y viñas de alta gama ya sea por el cobro de regalías petroleras. Son estas regiones, además, las que el Censo 2001 también marcó como sitios con mayor porcentaje de Necesidades Básicas Insatisfechas; un indicador de pobreza estructural que mide hacinamiento, vivienda, condiciones sanitarias, asistencia escolar y capacidad de subsistencia” “Las cifras de la pobreza prácticamente se duplican en el campo mendocino” “No hay que perder de vista que el 75% de los peones rurales del país trabaja en condiciones de precariedad laboral con sueldos no mayores a $700, por no mencionar el trabajo temporal” “La población del campo se encuentra en condiciones grandes de informalidad. En especial debido a que priman los trabajos temporales al mismo tiempo que se encarecen los productos alimenticios”

A ésto el informe agrega el impacto de la inflación, la mida quien la mida, en los magros ingresos de las familias rurales mendocinas. No hay que ser muy avezado para deducir que la articulación Estado – empresas en el campo mendocino no benefició a todos sino solo a una ínfima minoría. Cuando Julio Cobos menciona el ejemplo mendocino como el camino a seguir en la negociación con los propietarios sojeros de la pampa húmeda debemos recordar que aquí el tacho de uva se sigue pagando $1 y, por lo general, en negro.

Este crecimiento exponencial en la agroindustria madre de Mendoza (no de los mendocinos y las mendocinas) no se vio reflejado en centros de desarrollo infantiles rurales, ni en una reducción en la informalidad laboral, ni en un proporcional crecimiento de los salarios rurales, ni en el desarrollo local de los pueblos productores, ni en la distribución de la riqueza producida en los departamentos más vulnerables, ni en la radicación de los jóvenes en sus pueblos, ni… Sí se reflejó en la notable concentración y extranjerización económica fortalecida por éste “plan estratégico”.

Tal vez no lo comprendimos a nuestro Vicepresidente en su voto “no positivo”en el Senado. En realidad no fue nada positivo para los trabajadores rurales de Mendoza y de todo el país. De ellos hablamos cuando hablamos de redistribución de la riqueza.

Sebastian Gonzalez
Coordinador Local Centro de Referencia Mendoza Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

http://libresdelsur.org.ar/spip.php?article3543

Written by danroc

4, agosto 2008 a 4:43 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: