AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Los vinos criollos en un mundo cambiante

leave a comment »

12/09/08
La Mañana de Neuquén | Gustavo Franco

Expertos locales y mundiales participaron del evento en Mendoza y analizaron el escenario económico y productivo. Todo indica que la vitivinicultura argentina va por el camino correcto. La calidad y la relación precio-producto son dos de las características a favor para conquistar mercados. Mendoza (enviado especial)- Las góndolas de vinos de Estados Unidos, Brasil -y en un futuro cercano las de los países asiáticos- parecen haberse convertido en una suerte de vedettes de los productos vitivinícolas, sobre todo en lo que se refiere a vinos Premium. Y en ese contexto internacional, Argentina está en el buen camino con importantes crecimientos en los envíos de vinos a EE.UU y a Brasil…

De esa manera se podría sintetizar una de las ideas que surgieron de las excelentes y destacadas exposiciones, brindadas por expertos internacionales en el cuarto Foro Internacional Vitivinícola, que se realizó en Mendoza el pasado 3 de septiembre.
En el evento que este año tuvo como eje temático “La Competitividad en Entornos Cambiantes”, se abarcó aspectos relacionados a la influencia del contexto nacional y mundial en el sector vitivinícola nacional, la dirección del negocio global del vino y cómo competir en todo el escenario comercial internacional.
Las exposiciones estuvieron a cargo del ex viceministro de Economía de la Nación (1.996), ex secretario de Programación Económica y ex Ministro de Educación, Juan LLach; Arend Heijbroek del Banco Cooperativo Agrícola de los Países Bajos; Jon Fredikson de Estados Unidos (consultor de la industria del vino y economista); Roggero D’avila de una de las importadoras de vinos más destacadas de Brasil; el periodista brasileño Jorge Lucky y la experta en marketing de Francia Mathilde Herbert.
También completaron las exposiciones el titular de la Federación Española del Vino (FEV) Rafael del Rey y el Marqués de Griñón-España, Carlos Falcó.
El evento es organizado desde hace cuatro años por Bodegas de Argentina y Área del Vino y, como en cada edición, el Foro Internacional Vitivinícola se ha ido consolidando como el espacio donde profesionales y técnicos nacionales e internacionales analizan el escenario nacional y mundial de la industria del vino.
Como lo indicó el titular de Bodegas de Argentina, Juan José Canay, en la apertura de Foro, este año se decidió analizar los entornos –de por sí cambiantes- que se han dado a nivel país y a nivel mundial, y cómo estos ciclos repercutirán en el sector vitivinícola.
Como parte de las ideas que se destacaron a lo largo de las exposiciones, los más de 700 asistentes pudieron conocer, cómo -y a pesar de la situación de volatilidad que ha caracterizado al mercado de los Estados Unidos (producto en gran medida por la crisis de las hipotecas Subprimes, sumado al escenario electoral)- esa plaza muestra un horizonte de crecimiento en las importaciones de vinos, para lo cual, los productos argentinos tienen mucha ventaja a favor.
También se habló de otro gran mercado para los productos criollos como es Brasil, sin duda el mercado más grande y uno de los más interesantes –por cercanía- para Argentina. A pesar de ese pronóstico favorable, existe aún una serie de medidas a resolver entre los dos países teniendo en cuenta que el gobierno de Lula Da Silva estaría analizando –o en vías de concreción- aumentar el derecho de importación a los vinos argentinos de 8 dólares la caja a 15 o más, lo que sin duda pondría en desventaja comercial a Argentina.

España y el Pacífico
No menos interesante resultó el denominado “caso Español”, ya que ese país ibérico logró ubicarse como el segundo exportador de vinos del mundo, incluso superando el año pasado en volumen a Francia.
Pero gran parte de las exposiciones tocaron de lleno y en algunos casos en forma tangencial la situación futura que presentan los mercados asiáticos. En estos países, está aumentando el consumo y las exportaciones, lo que obliga a apuntar hacia ese sector del mundo. Incluso, fue LLach quien –coincidiendo con el Premio Nobel de Economía, Robert Fogel, afirmó que “el centro económico del poder mundo se está desplazando del Atlantico al Pacífico”.

Contexto
Como se anunció a lo largo de la promoción del evento, las exposiciones que tuvieron lugar este año en el Foro Internacional Vitivinícola 2008 giraron en torno a dos mercados de gran relevancia para el mundo en general y para Argentina en particular, como es el caso de Estados Unidos y Brasil.
Tanto desde Bodegas de Argentina como de Area del Vino se recordó que Estados Unidos es uno de los principales destinos de los vinos criollos tanto en litros exportados como en divisas, constituyéndose en el primer destino en valor para las exportaciones de vino argentinos.
Luego de esta plaza, los envíos de productos vitivinícolas son, en orden, a Reino Unido, Canadá y Brasil.
Como se recordará, el 2007 cerró para la vitivinicultura argentina con nuevo récord en volumen como en valor, alcanzado así el quinto año consecutivo de crecimiento del sector. Con respecto al primer semestre de 2008, las exportaciones de vinos alcanzaron las 8.294.566 cajas de vinos (9 litros), lo que representó un incremento del 17,07 por ciento frente a igual período de 2007, y divisas por 226.802.512 dólares.

El escenario mundial
“Analizar cada segmento y cada mercado”

Mendoza > Para el holandés Arend Heijbroek, especialista en la industria del vino y vicepresidente de la entidad cooperativa Rabobank, Argentina está creciendo con velocidad en el mercado mundial al igual que Australia y Chile, y agregó que Argentina es el productor de vinos de más bajo precio y “competir con producción a costo bajo no es suficiente” para ganar nuevos mercados.
El experto se refirió a la necesidad de ubicar a cada empresa en cada segmento y esto trasladarlo a cada mercado y además, comprender lo que pasa en cada mercado. Por caso, citó que Estados Unidos está consumiendo vinos Premiun y eso constituye una ventaja para Argentina teniendo en cuenta la oferta de sus productos, mientras que Alemania –dijo- consume vinos de 2 euros por botella, con lo que intentó reafirmar su postura de la necesidad de analizar cada segmento en cada mercado.
Se refirió además a los mercados futuros del vino mundial por lo que indicó que “el crecimiento del consumo a futuro va estar en Estados Unidos y en los mercados emergentes, entre ellos, China, Rusia, Brasil e India”, para lo cual agregó que en la mayoría de esos mercados no es fácil ingresar.
Citó además características del mercado mundial como que “Argentina superó en ventas de vino a granel a Estados Unidos a Australia, mientras que Francia sigue siendo fuerte en espumantes y que Chile no ha podido aumentar su volumen en los Estados Unidos”.
Agregó que “tener un precio muy bajo en el mercado no implica éxito en el consumo y comercio de vinos”
Sostuvo que competir con producción a costo bajo no es suficiente, en alusión a una de las características de los vinos argentinos, sino que hay que sostener la marca, en este caso, la marca argentina.
En un momento de la introducción de la disertación, Heijbroek comentó que la “embajadora” argentina, la princesa Máxima Zorreguieta, está muy interesada en la industria y el comercio del vino argentino en ese país.

Mercados
Brasil: el gran desafío

Aunque es bajo el consumo de vino en ese mercado, existen posibilidades interesantes para los productos argentinos.

Dos expositores hablaron de las características de esa plaza “gigante” y las posibilidades de los vinos argentinos.

Mendoza (enviado especial) > A pesar de algunas trabas arancelarias que estudia Brasil para los vinos argentinos, ese gran mercado de 190 millones de habitantes es, por varios motivos, una plaza interesante para los vinos argentinos.
Actualmente tiene un bajo consumo pér capita (2,7 litros por habitante por año) pero se espera un aumento relacionado al mayor consumo desde la clase media. Incluso, algunos pronósticos más arriesgados fijaron para 2.015 un consumo de 9 litros.
Lo concreto es que durante 2007 las bodegas argentinas exportaron a Brasil un total de 163.996,04 hectolitros. Esto implicó un aumento en los envíos cercano al 30 por ciento.
Rogerio D’avila, director ejecutivo de la importadora de vinos más importante de Brasil –Expand- y el periodista Jorge Lucki analizaron el mercado carioca, y las posibilidades que genera esa plaza para los vinos del llamado “nuevo mundo”, en el que se encuentran Argentina y Chile entre otros países.
De acuerdo a la estadística de vinos importados por Brasil durante julio de 2007 a junio de 2008, el 33.9 por ciento de los productos fueron chilenos mientras que Argentina participó con un 28 por ciento de toda el volumen importado. Le siguió en orden Italia con el 15,9 por ciento, Portugal con el 11,9 por ciento, Francia con el 4,2, Uruguay con el 2,7, España con el 1,6 y Sudáfrica con el 0,7 por ciento.
Sin duda que ese gran y a la vez potencial mercado está siendo peleado por Argentina y Chile y, como opinaron los expositores mencionados, de los dos países Argentina fue el que más creció en el último año teniendo en cuenta que pasó de ocupar el 27,1 por ciento de todo el volumen importado de vinos al 28 por ciento, mientras que Chile pasó de 32,8 a 33,9 por ciento. D’avila indicó que en el comparativo 2002 y 2007, Argentina creció un 29 por ciento en la participación de vinos.
El experto indicó que Argentina puede liderar el mercado de vinos en Brasil para lo cual “debe estar motivado” y para ello aconsejó al sector nacional -además de seguir produciendo los vinos de calidad- apuntar a sus productos de alta gama.

El mercado
Lucky por su parte, indicó que la producción vitivinícola de su país ha tenido muy buenos resultados en lo que se refiere a espumosos, que registró un aumento durante el año pasado del orden del 13 por ciento.
El periodista brindó una detallada situación del mercado, el tipo de consumidor, los segmentos que se convertirían en consumidores de vinos y las posibilidades de los productos argentinos.
En alusión al liderazgo de Chile en el mercado brasileño de vinos, Lucky explicó que “Argentina no debe cambiar el estilo de su vino. El motivo por el que Chile lidera el mercado es porque está desde antes que Argentina, y eso es difícil de tirarlo. Hay que avanzar en acuerdos internacionales para promocionar los vinos argentinos y privilegiar los vinos de alta calidad”.
El expositor indicó que de una población superior a los 180 millones de habitantes, sólo el 10 por ciento consume vino por lo que hay un gran porcentaje de consumidores que está creciendo. Para Lucky, este crecimiento se está dando en parte por la expansión de la clase media brasilera que, en 2007, pasó del 34 por ciento al 46 por ciento.
También se refirieron a la vigencia de la Ley Seca, la que prohíbe a los conductores consumir alcohol.

Estados Unidos
“Los vinos argentinos son la estrella en EE.UU.”

Uno de los consultores más reconocidos del sector pronosticó un buen desempeño para los productos de Argentina.

Mendoza (Gustavo Franco-enviado especial) > Estados Unidos es uno de los mercados más importantes para los vinos de todos los países productores, y lo es también para Argentina que, en 2007, ha registrado aumentos considerables en lo que se refiere a vino a granel, además de mantener su crecimiento en vinos fraccionados.
“Los vinos argentinos son la estrella dentro del mercado de vinos importados de Estados Unidos”, indicó Jon Fredrikson, uno de los consultores de la industria del vino más reconocidos.
Ratificó el desempeño del emblemático Malbec en el mercado norteamericano, a tal punto que en las últimas 52 semanas alcanzó el 67 por ciento de crecimiento, por lo que acotó que “es bueno tener un producto emblema como el Malbec”, el que además es de calidad y fácil de vender.
No menos importante es el panorama que se presenta para el Pinot Noir, un cepaje que no se da en cualquier terruño del mundo y sobre el que Argentina –en concreto en la zona de Neuquén y de Río Negro- ha dado excelentes resultados.
“El Pinot Noir tiene una gran oportunidad”, indicó el experto y agregó que si bien es reducido aún el consumo, este cepaje tiene una gran posibilidad y aconsejó seguir produciendo buenos Pinot Noir.
Describió dos segmentos de consumidores de vinos que están creciendo; los situados entre los 44 y 62 años y los jóvenes hasta 31 años, es decir, agregó el especialista, “padres e hijos”.
Encuadró a la población norteamericana en cuatro franjas; los consumidores Regulares, los Marginales (que consumen vino no más de una vez por semana), los No Bebedores (consumen cervezas y otras bebidas alcoholícas) y los Abstemios.
En ese sentido indicó que los Regulares ocupan el 18 por ciento de la población y es un segmento que está en pleno crecimiento, mientras que los Marginales son el 17 por ciento de la población. El 26 por ciento corresponde a No Bebedores y el 39 por ciento a abstemios.
Indicó que cuando una persona se inicia en el consumo de vino, generalmente va ascendiendo en la línea de calidad y no regresa a las líneas más económicas. En ese escenario es que ubicó a Argentina con muchas posibilidades de seguir creciendo con sus vinos de calidad.
Además, sostuvo que se espera que el consumo de vinos aumente en forma considerable en los próximos 10 años, para lo cual un 40 por ciento de esa demanda deberá ser satisfecha por vinos importados, lo cual pone a Argentina en un papel muy interesante dentro de esa oferta.
Agregó que no hay nuevos viñedos en California y que no hay disponibilidad de agua; esto genera un problema a futuro que se traducirá en una reducción de la producción. También se interrogó sobre si “¿Argentina tiene la capacidad para seguir proveyendo a un mercado de Estados Unidos en crecimiento?.

España
Otra de las exposiciones que se llevó todos los aplausos fue la de Rafael del Rey, titular de la Federación Española de Vinos, quien disertó a través de videoconferencia.
El experto contó el caso español que ha permitido ubicar a ese país como uno de los principales exportadores de vinos. Para ello indicó que se ha trabajado en un marco de consenso entre los sectores públicos y privados, con una mejora en la información al sector y la prestación de servicios de apoyo a las bodegas.
Sostuvo que el consumo en el mercado interno de España va en retroceso mientras que han aumentado las exportaciones. “Se produce más, se consume cada vez menos y se exporta cada vez más”, indicó Del Rey en alusión al comportamiento del sector vitivinícola del país ibérico.
Explicó que en relación al vino, existen muchos mercados, momentos distintos de consumo, muchos productores y la clave es ofrecer una cartera diversificada.

Written by danroc

13, septiembre 2008 a 6:00 pm

Publicado en noticias

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: