AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Semana de decisiones clave en el Fondo para la Transformación y el Crecimiento

leave a comment »

28/09/08
Fuente: MDZ | Carlos Fernandez

Migliozzi habría dado la orden de no refinanciar deudas de pequeños empresarios del este. Se espera que el Fondo para la Transformación y el Crecimiento le baje la persiana a un grupo de pequeños bodegueros del este, en medio del gran problema financiero generado por cinco empresas del mosto que han entrado en una brutal cesación de pagos. Los funcionarios de la actual gestión se mantienen en silencio en torno al problema. Bodegueros y funcionarios del Estado provincial finalizan hoy un fin de semana cargado de expectativas que promete -desde el lunes- abrir un nuevo capítulo en el convulsionado escenario vitivinícola …

Mientras pequeños productores de vino del este ruegan al cielo que no les presenten los cheques mañana, por sus atrasos en la cuotas de los créditos otorgados por el Fondo Para la Transformación y el Crecimiento (FTyC), los funcionarios de la actual gestión al frente del organismo financiero tratan de guardar silencio en torno al caro asunto generado por cinco empresas del sector que han entrado en una cesación de pagos total.

La preocupación de los pequeños productores es también que se mezcle todo en la misma bolsa y ellos también deban tener que soportar el rigor de las medidas del FTyC, que por Mundo Orgánico, Vinícola Don Mario, Pedro Carricondo e Hijos, Exportadora Las Mercedes y GYPSIES, ha levantado defensas ante un posible asunto de desfinanciamiento que ha sido alertado por el diputado demócrata Eugenio Dalla Cia. El legislador, patrocinador de la bicameral legislativa de seguimiento del FTyC, en los últimos días presentó un pedido de informes por el cual solicita conocer la situación de los créditos recibidos por las cinco empresas antes mencionadas y no por la totalidad de la cartera de clientes del FTyC.

Según el pequeño grupo de bodegueros del este, los funcionarios, tanto del ministerio de la Producción como del FTyC y de Mendoza Fiduciaria, “no han separado hasta el momento la paja del trigo” y se espera que las medidas, a partir del problema de las cinco empresas grandes, a tomar sean inflexibles. Presa del temor y la preocupación, los pequeños empresarios sostienen que han pagado “cerca de un 60%” de sus créditos y que por el problema nacional de las diferencias que sostiene el campo con el Ejecutivo y la merma observada en los mercados externos, han preferido pagar sueldos y deudas con los proveedores y dejar por unos seis meses las obligaciones crediticias con el FTyC para resolverlas “definitivamente” en la próxima cosecha.

Si bien en las últimas horas, en la negociación que mantuvieron los pequeños productores del este con las autoridades del FTyC para renegociar los plazos, apareció un empresario grande de la zona que ofreció ser garante de la operación, la respuesta ha sido “no, la semana que viene les presentamos los cheques”.

Por este motivo, es que no sólo el mercado laboral vitivinícola del este mendocino quedará herido por la inefable movida de las cinco empresas mencionadas que entraron en la brutal cesación de pagos sino también por fuerte caída que sufrirán los pequeños de quienes dependen unas 300 familias. Cabe destacar que las cinco empresas antes mencionadas, todas impactaron en la zona este y que los pequeños, en muchos casos, no pudieron cobrar los negocios que hicieron con ellos. También a esta altura es importante considerar que los pequeños son empresarios de tercera generación en la industria vitivinícola y que empresas como Mundo Orgánico, que vienen de Buenos Aires, hace poco tiempo están operando en Mendoza y han dejado ahora tras de sí un verdadero inconveniente, tanto para la vitivinicultura local como para el gobierno que deberá ejecutar las garantías que ofrecieron en tiempos en que Laura Montero era la ministra de Economía.

Un grande como garante de los pequeños

Un empresario de escala del vino del este mendocino, dedicado mayormente a las exportaciones a granel, quien ha solicitado que se mantenga su nombre en reserva, ofreció ocuparse por unos meses de los pequeños en problemas. Al menos hasta la próxima cosecha cuando los pequeños bodegueros tengan la posibilidad de oxigenarse con capital fresco producto de los frutos de la tierra recién recogidos.

Es que, este señor, voluntariamente le ofreció al FTyC que utilizara lo que el mismo Estado le debe en materia de retenciones de IVA y Aduana, por las exportaciones, para garantizar y demostrar que “van a pagar, como siempre lo han hecho, tarde, pero lo han hecho, no como otros que se han presentado en convocatoria en Necochea, en Buenos Aires”, se quejó.

El monto que actualmente el Estado le debe a ese señor son unos cinco millones de pesos, suficientes para garantizar la deuda de los créditos de los pequeños que llevan pagados al FTyC un 60% de sus obligaciones.

Obviamente, también están las garantías que en su momento les solicitó el FTyC, cuando se comprometió el financiamiento, en tiempos en que el director era Jorge Tieppo.

El operativo donde comenzaron los problemas

Todos los años se realiza en Mendoza el operativo del mosto urdido por Laura Montero. El fin primigenio del plan fue el de levantar el precio de la uva criolla y de esa manera evitar que los formadores de precios siguieran perjudicando a los pequeños productores que siempre quedan a merced de la versión más especuladora del sector. Una versión que este año ha agregado al nombre de GYPSIE, el de Mundo Orgánico, Vinícola Don Mario, Exportador Las Mercedes y el de Pedro Carricondo e Hijos.

“En 2007, llegamos a tener 101 millones de litros de mosto”, recordó Guillermo Carletti, gerente geberal de Mendoza Fiduciaria, el organismo autorizado a formar fideicomisos ordinarios y no financieros en la provincia, debido a que aún no ha completado la información requerida ante la Comisión Nacional de Valores.

En 2007 Mendoza Fiduciaria vendió el mosto en dos etapas, una muy cercana a la otra. En la primera, vendió 35 millones de litros y en la segunda el resto.

“Ya en esa época lográbamos vislumbrar que los empresarios empezaban a entrar en esta especia de entrampamiento, entre el precio internacional y el aumento de los insumos”, repasó el titular de Mendoza Fiduciaria.

A través de un comité, integrado por funcionarios del gobierno provincial, como la entonces ministra Laura Montero, se evaluó la venta del mosto a empresas como Mundo Orgánico o Vinícola Don Mario, las mismas que ahora han dejado de pagar, tanto al FTyC como a sus proveedores de la región del este mendocino.

“El comité consultivo estaba integrado por el ministerio de Economía, el ministerio de Hacienda, ProMendoza, el INV y técnicos del fiduciario”, aclaró Carletti.

Cuando se cerró la licitación de oferta privada, el precio que se fijó para el mosto fue de $ 0,56 más IVA el litro con un plazo de 18 meses. “Oferta de contado no hubo ninguna”, según Carletti.

Una de las empresas que realizó una oferta de $ 0,45, sin ofrecer garantías fue Gancia, empresa que finalmente no le compró mosto al Estado provincial.

“Gancia no ofreció garantías porque mueve 50 mil toneladas de mosto”, explicó Carletti.

El FTyC comenzó a funcionar en la provincia en 1994 y su primer director fue Eduardo Jardel, quien ya en esos tiempos comenzó a destacar el papel fundamental que el fondo jugaría a favor de las empresas pymes locales.

Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/73422

Written by danroc

29, septiembre 2008 a 12:29 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: