AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Entre plagas y quebrantos el mercado se sostiene

leave a comment »

29/09/08
Fuente: Diario de Cuyo | Gabriel Bustos Herrera corresponsal Mendoza

Mientras la polilla del racimo pone en alerta a los productores, la Coviar quiere ocuparse de los chicos. Una es una polilla exótica que termina con los racimos y la otra es una conducta empresaria que hace trastabillar la fe pública, complica los mercados y a veces hasta pone en riesgo los organismos públicos pensados para financiar a los productores. La “Lobesia Botrana” -“polilla del racimo”, muy conocida en Europa y Africa- ha aparecido afincada en Chile y según cuentan los trasandinos ya se llevó entre el 20 y 30 % de lo que pudo ser la cosecha pasada, sobre todo en el área metropolitana y en la Región del Maule…

En el Viejo Mundo hace estragos y las autoridades locales junto con las chilenas están procurando darle combate y erigir las barreras para que la polilla no pase a los viñedos regionales y se expanda luego en nuestra geografía. El jueves hubo una reunión en la Enoteca del Barrio Cívico -estuvieron los técnicos del INTA, del SENASA y del SAG chileno- explicando el riesgo y dando cuenta de las medidas instrumentadas para evitar que el gusanito y su mariposita vengan a nuestras hileras a achicar el futuro de nuestros racimos.

La otra preocupación regional de estos días, fueron los ecos del traspié que viven varias empresas vitivinícolas -sobre todo vinculadas a la producción y exportación de mostos- y que inciden en el ambiente porque resienten la capacidad de compra en un mercado que -más aún por esto- cada día se concentra más en 2 o 3 actores de gran porte (Gancia, Peñaflor, Fecovita). No todos tienen la misma enfermedad, claro. Savino Carricondo, Don Mario (de Ariel Gentile y otros), Mundo Orgánico (Gelblung), Viñas Fundación (Dujohlme) y Palazzo, no pudieron hacer cuadrar sus números en el negocio de compra de uvas y elaboración de mostos, para lo cual recibieron dinero del Fondo de la Transformación en tiempos de Julio Cobos y Laura Montero.

El ahogo los llevó a negociar sus deudas en algunos casos y a diluirse en otras. Diferente es el caso de Viñas de Argentina (grupo japonés Marubeni y Cartellone), que está en un replanteo industrial y en la discusión de la recapitalización que demanda y algún otro que a esta altura está tratando de renegociar sus deudas con el golpeado Fondo de la Transformación; en total tiene comprometidos unos 12 o 15 millones de pesos prestados para el operativo Mostos 2006-07 de la ex ministra Laura Montero, en la época del actual vicepresidente.

De una u otra forma esto ha movido las aguas del mercado y los productores que aún tienen sus mostos y algunos trasladistas, se retraen, esperan que aclare el panorama y tensan el mercado. Como los volúmenes en stock -tanto en mosto como en vinos a granel- no abundan en las piletas (menos aún los de alta calidad enológica), los precios no se caen y en un escaloncito más arriba siguen apenas moderados, moviéndose poco y con cierta distensión en los plazos de pago.

Los más chicos

El directorio de la Coviar -que encabeza el sanjuanino de la uva en fresco, José Molina- se reunió un par de veces esta semana. Quieren “bajar” de la estrategia vitivinícola de gran escala y de las negociaciones de los mercados internacionales (caso Brasil, Estados Unidos y Europa), a la problemática -dura, compleja- de los pequeños y medianos productores no integrados. Dicen aquí que son unos 15.000 y que “están casi afuera del negocio”, por lo que han armado una mesa ejecutiva (unidad de gestión concreta, según explican) para atender las necesidades prácticas y cotidianas de los más chicos, en materia asociativa, tecnológica y sobre todo financiera. “No se trata de subsidiarlos para seguir donde están, sino ayudarlos a armar un proyecto de superación para emerger de su condición”, según explicaron los de la Coviar. Hay recursos, pero faltan proyectos: El BIR, la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa, Sepyme y la Secretaría de Agricultura (todos a través del Banco de la Nación y del Fondo de la Transformación) tienen preparados y en carpeta los recursos para asistir a los pyme desde los Centros Vitícolas regionales. Capital de trabajo, apoyo para la tecnificación en el viñedo -reconversión, protección, riego moderno- y las bodeguitas, son algunas de las líneas que la Unidad de Gestión activará bajo la supervisión de la Coviar.

Habrá además, un Foro de Capital Social, en el que se pretende detectar los problemas familiares, sociales y culturales en el seno de las familias vitivinícolas más castigadas por las crisis recurrentes.

http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=305479

Written by danroc

1, octubre 2008 a 12:19 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: