AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Alerta ante una plaga de la vid en Chile

leave a comment »

07/10/08
Fuente: Diario Los Andes

En el vecino país se ha detectado una nueva plaga. Se trata de la denominada “polilla de los racimos”, que ataca a la vid y genera problemas tanto a la uva en fresco como a las destinadas a vinificación. Si bien se han adoptado medidas de control, deberán intensificarse durante el verano debido al movimiento turístico de muchos argentinos que deciden vacacionar en las playas del Pacífico. Los mercados internacionales son cada vez más exigentes y obligan a los países a extremar esfuerzos para poder insertarse primero y permanecer después, en un mundo cada vez más competitivo. En ese esquema, los países extreman esfuerzos para lograr que los productos lleguen cumplimentando las normas técnicas, tanto en calidad como en precios, mientras paralelamente deben cumplir con exigencias de sanidad absolutamente estrictas…

La Argentina, durante mucho tiempo, no tuvo en cuenta esas normas sanitarias y fue así que debió soportar durante muchos años el cierre de numerosos mercados.

Recordemos el caso de la carne, como consecuencia de la epidemia de aftosa, hasta que un trabajo importante del Senasa, sumado a la concientización necesaria de los productores, permitió que la Argentina volviera a recuperar los mercados.

En el caso de la mosca del Mediterráneo, Mendoza sufrió durante años ese flagelo, hasta que se inició, hace más de una década, un trabajo eficiente del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen), lo que permitió que gran parte de las frutas mendocinas lograran la calificación de “libre de plagas”, volviendo a insertarse en los mercados internacionales.

Para cumplir con ese objetivo, la Provincia adoptó un esquema similar al chileno para evitar el ingreso de plagas. Estableció un cerco en las fronteras (San Juan adoptó un sistema similar, por lo que existe una “doble seguridad”) con estrictos seguimientos para controlar frutas, hortalizas y otros productos que puedan ocasionar el ingreso de algún tipo de enfermedad que afecte a los cultivos y de ello pueden dar cuenta los mendocinos que suelen viajar hacia otras provincias.

La medida dio muy buenos resultados y los beneficios para la economía provincial han sido más que importantes, multiplicándose así las exportaciones de frutas de los oasis Centro y Sur de Mendoza.

Pero ahora han vuelto a encenderse las luces de alerta ante la aparición, en Chile, de una enfermedad conocida como “polilla de los racimos”, que afecta directamente a la uva y que actualmente está presente, a nivel de plaga, en distintas zonas de Chile. Según se afirma, ésta ingresó al vecino país a través de las maquinarias que importaron desde Europa
-a modo de alquiler- para la vendimia.

En las uvas de mesa, la polilla produce pérdida de calidad y en las de vinificar pueden dejar residuos fúngicos que modifican aromas y sabores en los vinos y generan problemas técnicos para la clarificación. También se indica que la enfermedad puede atacar a otros frutos, como el kiwi y frutas de carozo, en ese orden de preferencia.

En un principio, la polilla de los racimos fue detectada en la región Metropolitana, del Maule y Bernardo O’Higgins, en el vecino país, donde se verificaron 300 focos, pero el hecho más preocupante es que también apareció uno en Los Andes, ciudad fronteriza con la Argentina y a sólo 250 kilómetros de Mendoza.

Para evitar la propagación de la enfermedad, y su eliminación, en Chile se han instalado más de 30 mil trampas, que hasta ahora han detectado 500 insectos entre las regiones de Atacama y del Maule. Pero las autoridades del servicio agrícola ganadero chileno (SAG) han informado sobre la situación tanto al Senasa como al Gobierno de Mendoza.

La reacción de las autoridades argentinas ha sido inmediata: reforzaron los controles en Horcones, tanto en autos particulares como en ómnibus, en razón de que la plaga tiene como hospederos el fruto, las hojas y los tallos, mientras se estableció que las cargas comerciales que ingresan por Uspallata lo hagan bajo un estricto tratamiento cuarentenario con bromuro de metilo.

Una tarea similar se realiza en los pasos de El Pehuenche, Aguas Negras (en San Juan) y en el paso fronterizo de Salta.

Será un trabajo arduo en razón de son cientos de camiones los que cruzan diariamente la cordillera, los que deberán ser tratados convenientemente. Pero el problema más acuciante se presentará durante la época estival, en que son miles los mendocinos que cruzan la frontera para disfrutar las playas de Chile.

En muchas oportunidades los turistas se quejan por los duros controles que suele aplicar el Servicio Agrícola Ganadero de Chile. Ahora la situación debe ser a la inversa y quienes deberán aplicar con severidad las normas son las autoridades argentinas.

Los turistas mendocinos deberán tomar conciencia del grave problema que pueden llegar a provocar con el ingreso de frutas u hortalizas desde el vecino país. Y a quienes infrinjan la norma les caiga todo el peso de la ley porque las autoridades deberán ser estrictas en la aplicación de las multas.

Written by danroc

7, octubre 2008 a 9:40 am

Publicado en noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: