AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

El impacto de la crisis en Argentina

leave a comment »

20/10/08
Fuente: MDZ | Rodolfo Cavagnaro

La crisis desatada en Estados Unidos ya se está extendiendo a todo el planeta y uno puede leer todo tipo de previsiones futuristas. Desde las más apocalípticas hasta las más optimistas. En el medio, un juego de oportunismo político, desde los que festejan la muerte del capitalismo y abogan por el nacimiento de un nuevo socialismo, hasta los que afirman que es solo un ajuste de los ciclos del capitalismo…

Lejos de tantas elucubraciones, los empresarios se enfrentan al problema de no saber qué pasará. Y las dudas de ellos las tiene también el ciudadano común, que cada vez que huele crisis, compra dólares por las dudas.

¿Cuál es el impacto actual de la crisis en Argentina? En principio, hay una caída importante en los precios de las materias primas, y esto afecta al sector agrícola, al petróleo, y al de algunos commodities industriales, como acero y aluminio. Es decir, el primer impacto viene desde el comercio exterior.

En nuestra provincia, el impacto está dado por la caída de las ventas al exterior. Sabemos de algunas bodegas que están registrando anulación de pedidos e, incluso, algunos problemas para cobrar mercaderías enviadas en confianza con compradores de muchos años.

Empresarios del sector exportador contaban que cotizaciones de vinos a granel de 30 centavos de dólar por litro ya no son bienvenidas en Rusia. Es que es el mismo precio al que se consigue en España, con menor costo de flete.

También ha sufrido una brusca caída el precio del mosto concentrado, afectado también por una sobreproducción mundial de jugos concentrados de manzana. Varios exportadores de mosto están en problemas.

El sector de la fruta ha tenido algún respiro por la eliminación de retenciones a las exportaciones, pero no ocurre lo mismo con un sector sensible como el ajo. El sector olivícola también siente el impacto.

Y donde más se está sintiendo es en el turismo. Los hoteleros y operadores de turismo receptivo reconocen haber recibido cancelaciones de reservas con horizonte incierto.

El problema cambiario

Pero, separemos la paja del trigo. En estos días, se habló mucho de la devaluación de las monedas brasileña y chilena. Pero en realidad, hubo una devaluación no producida por los gobiernos sino como producto de una brusca salida de capitales extranjeros que necesitaban cubrir posiciones en otros mercados.

Esto, aunque parezca una disquisición semántica, es una diferencia muy importante. Los gobiernos de Brasil y de Chile no devaluaron sus monedas. Las mismas perdieron valor ante la moneda norteamericana por la gran demanda de dólares que querían salir, no por desconfianza en esos países sino porque los inversores, la mayoría, tenían problemas para cubrir deudas en sus países de origen.

Pero pasado el primer sofocón, las monedas volvieron a revaluarse, lo que quiere decir que nadie sabe aún cuál será el nivel en el que oscilarán las monedas de dichos países.

Distinto es lo ocurrido en Argentina. Aquí el dólar subió por otras razones. Primero, hay que aclarar que no hubo fuga de capitales. Los que se tenían que ir lo hicieron al comienzo de la crisis, en Junio de 2007.

Ahora, en cambio, muchos argentinos que habían sacado capitales y los habían invertido en bancos y fondos de inversión en el extranjero, ante la crisis bancaria y la caída de las bolsas, los están repatriando. Pero, lo hacen vía transferencias bancarias y luego quieren los billetes físicos para guardar en cajas de seguridad. Ellos son un grupo fuertemente demandante.

Otros, son algunas empresas, que hacen coberturas por las dudas, y que salieron de la bolsa. Finalmente, el argentino medio, que escucha hablar de crisis y compra dólares. Pero en Argentina, el Banco Central decidió que no quería que el dólar subiera mucho y para eso vende divisas y saca circulante del mercado.

Esta acción del BCRA tiene tres efectos. Primero, intenta evitar que la moneda se devalúe mucho paras evitar un impacto inflacionario, pero al sacar circulante lo que hace es aumentar la iliquidez y generar menos crédito. Ante esta situación se produce un enfriamiento de la economía y los precios no podrían aumentar mucho, aunque la moneda se devaluara más.

Por otra parte, al no permitir una mayor devaluación de la moneda, contribuye a una apreciación del tipo de cambio real, lo que genera problemas de competitividad en las exportaciones. El tipo de cambio nominal parece alto, pero la inflación generada por el mismo gobierno, le quitó la ventaja aparente.

La tercer consecuencia es que, al vender dólares para que la moneda no se deprecie, lo que hace es perder reservas y financiar la corrida con ellas, en un momento en el que nadie se desprende de la liquidez con que cuenta.

La reacción empresaria

Todo este relato es para relativizar el impacto de la devaluación del real y el peso chileno. La crisis recién está asomando y es muy difícil visualizar la forma en que se manifestará.

El problema surge con algunas reacciones empresarias que se han comenzado a ver, justificándose en la crisis internacional o en la devaluación de la moneda brasileña.

Muchas empresas que manifiestan hoy tener problemas por estas causas, en realidad, ya venían con problemas de antes y aprovechan la situación para encontrar un chivo expiatorio. Las últimas presentaciones de concursos preventivos no pueden asignarse a la movilidad del real, que comenzó hace tres semanas.

También es preocupante que algunos tengan reacciones excesivas, porque lo único que hacen es exacerbar la situación. Y más preocupante son las picardías que aparecen escudadas en la crisis, por quienes no la sufren y aprovechan la situación.

Hay crisis. Es verdad, pero todavía no tiene la dimensión que algunos argumentan para justificarse. También es verdad que todavía falta, aunque todos los analistas pronostican que, en el peor de los escenarios, la economía tendrá un crecimiento de entre 3,5 y 4% en 2009 y de entre 0, 5 a 1,5% en 2010.

Hablamos de un ritmo mucho menor que el que traíamos, pero no se perfila un escenario de recesión ni de depresión. Es lo que se puede prever hasta ahora.

http://www.mdzol.com/mdz/nota/78009

Written by danroc

21, octubre 2008 a 2:53 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: