AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Nueva plaga en la vid

leave a comment »

21/10/08
Fuente: Diario de Cuyo | Ing. Agr. Enrique Fontemachi

Recientemente hemos tomado conocimiento de la aparición de la “polilla del racimo de la vid” en viñedos de la República de Chile. Se trata de una de las principales plagas en las zonas vitícolas de Europa. Hasta ahora no teníamos conocimiento de su presencia en estas regiones de Sudamérica, hasta que este año fue detectada en Chile por el SAG en la V Región, al sur de Santiago…

Las autoridades sanitarias chilenas inmediatamente dispusieron un Plan de Contingencia para evitar propagación en sus 180.000 hectáreas de viñedos, plan que comprende tres etapas: a) Vigilancia: mediante trampeo para determinar la distribución en las regiones vitícolas; b) Cuarentena: para evitar dispersión de la plaga y c) Control: con programas tratamientos contra la plaga y posterior erradicación.

La “polilla del racimo de la vid” es un insecto del Orden Lepidóptera, denominada científicamente Lobesia botrana Den y Schiff, cuyas larvas se alimentan de la inflorescencia y de los frutos de la vid, provocando graves daños sobre la producción.

Como aún no hay estudios locales de la biología del insecto, podemos asumir un ciclo teórico, de acuerdo a su comportamiento en regiones ecológicas similares de Europa.

A principios de primavera (septiembre) aparecen los adultos (mariposas); luego del apareamiento, las hembras depositan los huevos en las brácteas y botones florales. Una semana después, aparecen las larvas, instalándose en las inflorescencias, protegiéndose con un tejido ó envoltura sedosa blanquecina que ellas mismas producen, alimentándose de los órganos florales y de granos recién cuajados. Continúan luego los estados de crisálidas o pupas y los adultos, los que inician una nueva generación.

Las larvas de esta segunda generación se instalan en el racimo, se alimentan de las bayas ó granos verdes, las cuales las envuelven con el tejido sedoso para su protección, tal como en el caso anterior.

Una tercera generación aparece cuando los granos se encuentran en estado de envero y maduración. Las larvas se alimentan destruyendo los granos. En el otoño, luego del pasaje del estado de larvas a crisálidas, éstas se alojan debajo de la corteza ó ritidomas del tronco de la vid para pasar el invierno en ese estado, para reiniciar en primavera un nuevo ciclo con la aparición de los adultos en primavera.

Como vemos, produce grandes daños a partir de las inflorescencias y luego de sucesivas generaciones, en los granos recién formados y durante el proceso de maduración. A estos daños directos, hay que agregar aquellos producidos por hongos de las “podredumbres del racimo”, cuyas penetraciones en los tejidos de las bayas han sido favorecidas, con los daños provocados por las polillas.

En la bibliografía hemos encontrado que esta plaga se la ha encontrado atacando flores y frutos de frutales de carozo y de papita.

Indicamos algunas características de los cuatro estados de de la “polilla del racimo de la vid”:

* Huevo. Son de color amarillento, de forma aplastada, que la hembra deposita en brácteas, botones florales y granos verdes y maduros, según la generación de que se trate.

* Larva ú oruga. Son de color verde, en ocasiones marrones, con la cabeza de color pardo. Este estado larval posee un sistema bucal masticador y es el estado que produce el daño en el viñedo,

* Crisálida ó pupa. Estado previo al adulto; en primavera y verano permanecen sobre las hojas, y en la tercera generación, se resguardan en invierno bajo la ritidoma o corteza del tronco de la vid. Tiene unos 5 milímetros de largo y se protege con un capullo sedoso de color blanco.

* Adulto. Es una mariposa de hábitos crepusculares, de unos 12 milímetros de envergadura alar, de color marrón en sus distintas tonalidades.

En los EEUU consideran a la “polilla del racimo de la vid” plaga cuarentenaria exigiendo para el ingreso de fruta de países infestados tratamientos cuarentenarios de fumigación y frío. En Argentina también es considerada plaga cuarentenaria, no así en los países europeos.

No existiendo información en contrario, toda las cultivares de vid de nuestro país, pueden resultar susceptibles de ser atacadas por ésta plaga.

El punto central en este momento es la necesidad de toma de conciencia en los ámbitos del sector vitivinícola, en relación a la peligrosidad que involucraría el ingreso de la plaga en nuestro país.

Ing. Agr. Enrique Fontemachi
Ex Técnico del INTA. Delegado Zonal de la Sociedad Rural Argentina.

http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=309156

Written by danroc

21, octubre 2008 a 11:35 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: