AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

El último salvavidas

leave a comment »

23/11/08
Fuente: Diario Los Andes | María Soledad González

En un mundo que se sumerge en la crisis y con las principales economías del planeta en recesión, los países emergentes toman la posta. El gigante asiático será en el 2009 el único de los grandes que crecerá y lo hará por encima del 8%, priorizando ahora el consumo interno. Mendoza enfrenta el desafío de exportar a este mercado en un camino ya iniciado por el vino, la agroindustria y la metalmecánica. Con la crisis financiera internacional, China pasó de ser una posibilidad a una necesidad para el mundo y para Mendoza, con todo el desafío que eso implica …

Según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), China será el único país del mundo que continuará creciendo a una tasa del 8% anual durante el 2009.

Los datos de este organismo muestran que en 2006 creció un 11,6%, 11,9% en 2007, para el 2008 las proyecciones indican un crecimiento del 9,7% y para el 2009 de 8,5%.

Una historia radicalmente distinta a la recesión en la que entraron las principales economías de Europa, Estados Unidos y Japón y que todo indica que seguirá durante el 2009.

Con China como una de las pocas economías con crecimiento sostenido y con una fuerte decisión política de promover el consumo interno para evitar un gran problema de desempleo en el país (lanzó un plan de reactivación por U$S585.000 millones), exportar productos de todo tipo a este país se posiciona como una oportunidad para palear los coletazos de la crisis internacional que tiene como epicentro los principales y tradicionales mercados compradores de Mendoza.

Según datos suministrados por ProMendoza los principales productos importados por China son: semiconductores de óxido metálico, aceites crudos de petróleo o de minerales bituminosos, dispositivos, aparatos e instrumentos de óptica, partes identificables para emisores de radiotelefonía, radiodetección, radar; minerales de hierro y sus concentrados sin aglomerar, circuitos integrados monolíticos, unidades de memoria, circuitos impresos, habas de soja, incluso quebrantadas, ácido tereftalico y sus sales; minerales de cobre, algodón sin cardar ni peinar, entre otros.

Todos productos alejados de la realidad productiva local, pero no de la nacional, de hecho sólo durante el 2007 el 76% de las exportaciones de poroto de soja fue con destino a China, en números esto es 9,2 millones de toneladas sobre un total de 12,1 millones.

Otro producto que se exporta a China es aceite de soja crudo y en el 2007 se exportaron 2,2 millones de toneladas sobre un total de 6,7 millones de toneladas lo que representa el 32%. Para tener un idea del negocio el precio actual del poroto de soja es de U$S350 por tonelada.

Desde ProMendoza no descartan la posibilidad de que con la producción local actual se pueda llegar a tener posibilidades de exportación a este país.

Y con esa idea apuestan fuerte por dos clases de productos: por un lado productos de medio valor agregado, tales como: conservas de frutas y vegetales, y con productos de alto valor agregado como es el vino y los productos gourmet de las pymes locales gracias a un cambio de hábitos y un giro hacia lo occidental de parte de los habitantes del gigante asiático.

Lo ciertos es que varias empresas mendocinas de distintos rubros han hecho escala en China y han logrado exportaciones. En los últimos tres años se han exportado a este pais preparados de hortalizas, legumbres y frutas. Uno de los casos más exitosos es el de la empresa Arcor que envía a China conservas de duraznos en mitades entre otros productos de origen mendocino.

También la fábrica de equipos de refrigeración mendocina, Friolatina, es otro de los ejemplos de empresas que han logrado colocar sus manufacturas en China y ahora están importado maquinarias para seguir desarrollando aquí equipos con la idea de exportarlos, comentaron miembros de esta firma.

Ventas acotadas

En el periodo enero – octubre de 2008, Mendoza exportó a China productos por un total de U$S12.395.702,25. Tomando datos anuales completos, en 2007 la provincia vendió al país asiático productos por U$S20,61 millones, convirtiéndose China en el 12° principal destino de las exportaciones mendocinas.

Pero el mercado que tiene Mendoza en China es mínimo, ya que al 2007 sólo representa el 1,54% del total exportado al mundo, según datos de ProMendoza.

Los principales productos exportados en 2008 por la provincia al país asiático fueron: vino, jugos de frutas incluido el mosto de uva o de hortalizas, bombas para líquidos, autopartes y respuestos, tapones y cierres, bolsas y vegetales en conserva (ver gráfico).

“En China, Argentina no ha tenido una gran incursión. Principalmente se exportan a ese mercado granos (entre ellos soja) y aceites. Pero los vinos han empezados a hacer un buen trabajo.

China es un mercado a tener en cuenta y desde Argentina se puede trabajar muy bien en el tema vinos, ya que es un gran desafío porque no se toma vino en ese país”, señaló Rodolfo Vargas Arizu, presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo.

Para el dirigente, “con aceite de oliva se han hecho exportaciones, pero es un producto gourmet que casi no se conoce y pertenece principalmente a la dieta mediterránea. Además Argentina no tiene grandes volúmenes para hacer exportaciones fuertes a ese mercado como sí lo hace España”.

El vino abre las puertas

Aunque por el momento el vino es el principal producto mendocino que se está colocando en China con valor agregado, el mercado crece y puede traccionar a otros productos que también genera Mendoza.

“China es una opción, por ejemplo, para productos gourmet que se pueden asociar a nuestro caballito de batalla que es el vino. Por ejemplo, en rondas de negocios o exposiciones donde se lleve vino también se pueden presentar productos gourmet de Mendoza para maridar esos vinos y así generar un apalancamiento productivo”, señaló, el gerente de ProMendoza, Marcos Abihaggle, quien dijo que para lograr consolidar negocios en este país asiático, primero hay que tener paciencia y que China tiene potencial pero para generar negocio se necesita tiempo.

Para finales de 2008 se estima que China consumirá 60 millones de cajas de 9 litros de vino. Solo el 5% de este vino es importado, ya que existen más de 400 bodegas en China. Argentina y Chile tienen una participación del 7% del mercado, mientras que Francia y Australia lideran las importaciones.

“Argentina exportó, en el periodo enero-octubre 2008, 140.000 cajas por un valor de U$S3,85 millones, indicando un crecimiento del 90% en valor comparado con 2007. Estas cifras grafican el potencial que tiene este mercado para Argentina.

Con la apertura de su mercado a productos “occidentales”, están descubriendo los vinos del viejo y del nuevo mundo y este es el gran potencial de un país con 350 millones de personas ubicadas en el segmento socioeconómico medio alto y alto que tracciona fuerte en el consumo.

Además, los chinos tienen incorporados ciertos conceptos muy importantes a la hora valorar los atributos de un vino. El “origen” heredado del consumo del té, la “crianza” por la elaboración del licor amarillo y el “maridaje” entre comidas y bebidas”, señaló el gerente de exportaciones de Trivento, Leandro Bastías.

Trivento comenzó a exportar a China en 2005, hoy es la séptima bodega exportadora de vino fino embotellado en términos de valor. Las 8.700 cajas despachadas este año equivalen a U$S150.000, mostrando un incremento del 300% con respecto al año anterior.

“La bodega comenzó su negocio en el mercado chino con el objetivo de construir marca y armar un negocio a largo plazo. Para ello es muy importante el papel que juega el distribuidor, ya que es nuestra carta de presentación en ese mercado”, afirma Bastías. Los despachos de vinos Trivento a China incluyen vinos jóvenes, reservas, súper Premium y espumantes.

La odisea de llegar

Evidentemente uno de los principales desafíos para poder exportar productos a China es llegar. Shangai es uno de los principales puertos de este país y arribar desde Argentina puede tardar un promedio de 35 días desde la salida del barco del puerto de Buenos Aires o de Valparaíso en Chile.

Las salidas son semanales en los puertos pero consultada sobre el tema de la logística, Laura Montilla, country manager de JF Hillebrand, una empresa de logística especializada en vinos, indicó que “hay muchos servicios, casi una oferta excesiva, sea desde Buenos Aires o Chile, ya que desde hace un par de años China resulta atractivo como mercado objetivo”.

Pero por el momento, es una ruta “desbalanceada”, ya que se importa más de lo que se exporta. Por eso los fletes de exportación son baratos si los comparamos con otros tráficos. No obstante, en las últimas semanas se ha registrado una caída de las importaciones provenientes de China: en principio, los importadores estarían poniendo un freno temporal a las operaciones, especulando con una potencial baja de precios en los productos que China no podrá vender a Estados Unidos debido a la crisis.

Los costos logísticos de poner un contenedor en China son un 50% más caros que colocar el mismo contenedor en la costa este de Estados Unidos, en puertos como Nueva York.

Aunque la mayoría de los embarques de productos mendocinos a este país corresponden a commodities como vino a granel, no obstante, Montilla aseguró que “nosotros embarcamos vino a China, tanto a granel como embotellado. Esta última modalidad crece lenta pero sostenidamente, debido al inicio del consumo en ese país, cuya potencialidad es casi infinita teniendo en cuenta la cantidad de habitantes”.

Y en este potencial, las pymes también tienen la oportunidad de llegar a China.

“Si bien en su mayoría se embarcan contenedores completos, pero como opción a medida de los pequeños exportadores, nosotros tenemos un servicio semanal de consolidados a Hong Kong con distribución en toda China. La mayor ventaja que ofrecemos es que sólo cargamos vino en el contenedor, con el consiguiente cuidado del producto y especialización en su manejo”.

Situación arancelaria

Además a los costos de transporte hay que agregar el hecho de que hay países que llegan con una mejor situación arancelaria que Argentina. Varios países de Latinoamérica ya están trabajando para colocar productos en China. Esta semana durante la visita del presidente chino Hu Jintao para la reunión del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), Perú suscribió con China un tratado de Libre Comercio (TLC) que le permitirá un fluido comercio con este país.

En tanto, Costa Rica y China comenzarán en enero de 2009 las negociaciones para lograr también un TLC. Mientras que el vecino país chileno tiene firmado un tratado de libre comercio desde 2005, que le permite llegar con arancel cero a ese imponente mercado.

Argentina no tiene hasta ahora ninguno de estos beneficios, ya que no puede negociar en forma individual porque pertenece al Mercosur y Brasil, socio y competidir directo del gigante asiático, se opone a un avance en ese sentido.

Lo cierto es que China el año que viene crecerá y su fuerte promoción del consumo interno, especialmente analizando el cambio cultural en este país, puede redundar en grandes beneficios para los productos de la provincia no sólo el vino, sino todas las demás producciones mendocinas que podrían verse beneficiadas de un mercado tan grande con el chino.

http://www.losandes.com.ar/notas/2008/11/23/economico-394098.asp

Written by danroc

24, noviembre 2008 a 6:58 pm

Publicado en noticias

Tagged with , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: