AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Ante la crisis, levantar las cosechas

leave a comment »

29/11/08
Fuente: Diario Los Andes

Frente a la grave situación financiera y económica del mundo, la política nacional y la provincial deben procurar alcanzar el objetivo prioritario -poniendo todos los medios que estén disponibles- de levantar las cosechas de hortalizas, frutas y uvas. Ya no quedan dudas de que la crisis iniciada en el sector financiero de los Estados Unidos se va extendiendo a la mayor parte de las actividades económicas en todo el mundo …

Nadie se atreve a predecir la profundidad y extensión que alcanzará el fenómeno recesivo, pero todos ruegan que la caída de la actividad económica no se convierta en una prolongada depresión, como la ocurrida en la década del 30 del siglo pasado.

La preocupación de las autoridades nacionales y provinciales de la Argentina apunta a evitar o atenuar la disminución de la actividad económica, pero por sobre todo el énfasis está puesto en evitar la pérdida de puestos de trabajo, es decir evitar la siempre temida desocupación.

Es lógica y atendible la prioridad, dado que el costado más doloroso de una crisis es la desocupación y sus duros efectos humanos y culturales, además de los económicos.

Sin embargo, también es importante pensar -con serenidad y la mayor asistencia técnica posible- en cuáles son las medidas más eficientes que se pueden tomar para evitar el desempleo masivo.

Al respecto surge de inmediato que políticas de tipo coercitivo -tales como prohibir, despedir o suspender personal o aumentar extraordinariamente los costos del despido triplicando las indemnizaciones- no sólo no producirán los efectos deseados sino que lo más probable es que terminen agravando la situación.

Por lo tanto, es muy importante recurrir a la experiencia histórica de situaciones similares o parecidas, para ver cuáles medidas produjeron -y ahora podrán producir- mejores efectos.

Aparece siempre la evidencia de que una recesión severa se manifiesta en una disminución de la demanda agregada de la economía, que lleva a menos ocupación y desempleo. En definitiva nadie despide empleados porque le guste; lo hace cuando lo que esos empleados producen, nadie lo compra.

En consecuencia, políticas que estimulen la demanda disminuida -como créditos al consumo o incentivos para exportar la producción- ayudan a evitar el desempleo. Otra vía consiste en reducir el costo laboral para que los empleadores -con menos ingresos- puedan seguir pagando la nómina salarial.

En tal sentido la reducción de los impuestos al trabajo de quienes ya están ocupados y corren riesgo de despido, es un instrumento que puede resultar útil.

En esta línea de acción, no deben descartarse (algunas provincias ya lo están haciendo) los subsidios para que los empleadores puedan abonar parte del salario. Ésta es una medida muy importante y positiva para las pequeñas empresas y en el trabajo rural de intensa demanda de mano de obra estacional.

En el caso de nuestra provincia, la crisis llega en un momento muy especial: el período del ciclo productivo cuando se aumenta la actividad económica por el alto grado de estacionalidad de la actividad agroindustrial.

Por lo tanto todas las medidas de ayuda y asistencia a los productores e industriales procesadores de los productos del agro, tendrá claros efectos positivos para evitar una mayor caída de la actividad económica.

La experiencia histórica muestra que el peor escenario para una economía con una importante participación del sector agro industrial, es aquél en el cual no se pueden levantar las cosechas, sea por que no hay demanda para los productos o sea porque no hay medios de pago para hacerlo.

Por el contrario, un escenario positivo y deseable se da cuando en medio de una grave crisis -sin precios ni mercado y con falta de medios de pago- se ponen en práctica medidas que permiten evitar que la producción primaria se pierda.

Hay que tratar de transformar los productos perecederos del agro, en productos no perecederos. Industrializar y desecar frutas y hortalizas, elaborar vinos y mostos, elaborar aceite de oliva y aceitunas en conservas.

Todo el apoyo que el Estado pueda hacer en forma directa o colaborando con los distintos agentes económicos en esta dirección, producirá -más tarde o más temprano- importantes beneficios.

Ésa será la mejor forma de preservar empleos en la temporada estival: créditos directos, garantías para tomar créditos en el sistema financiero, subsidios selectivos, acuerdos que incluso impliquen reducción de ingresos para empresas y trabajadores. Todos serán útiles para mitigar los efectos de una recesión que puede ser violenta por la estacionalidad de la economía.

En tal sentido, hace falta el trabajo conjunto y coordinado del Estado y los agentes económicos privados, con generosidad y grandeza, sin especulaciones políticas bastardas.

Con la confianza de que Mendoza produce alimentos y bebidas, de calidad y nobleza, que pueden guardarse para cuando la crisis mundial pase. El peor error, el que se debe evitar por todos los medios, es no cosechar.

Un párrafo final para el sector turismo que ha sido uno de los motores de la reactivación de Mendoza. Nuestros niveles de precios son elevados respecto de otras provincias. Por lo tanto el sector también tiene que adecuarse a la realidad de la recesión y contribuir a que los efectos sean menores que en otros sitios.

Una visión de conjunto que evite una estéril lucha sectorial, nos ayudará a todos.

http://www.losandes.com.ar/notas/2008/11/29/editorial-395317.asp

Written by danroc

1, diciembre 2008 a 9:08 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: