AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Entre la falta de crédito y la innecesaria cadena de convocatorias

leave a comment »

30/11/08
Fuente: MDZ | Carlos Fernández

La vendimia está cerca y muchos esperan poder vender la uva para seguir en 2009. Ese es el panorama en el que se encuentra la vitivinicultura del Gran Este. Situación que no se revertirá sólo con anuncios de créditos para cosecha y acarreo y esfuerzos para mantener un buen precio del vino. Escasez, financiamiento y expectativa, siguen siendo los tres pilares sobre los que se decide el futuro de la industria, recientemente golpeada por la naturaleza …

Ya nadie discute que existen dos modelos de vitivinicultura, menos después de cómo ha reaccionado el sector luego de la crisis financiera internacional y de los cuestionamientos hacia la regulación del mercado que trataron de beneficiar a una parte de la industria en detrimento de otra. Pero sí se discute sobre la relatividad con la que se están manejando los bodegueros del Gran Este –tradicionalmente los dueños de los grandes volúmenes de elaboración- que ahora están suspendidos sobre una riesgosa mecedora: hasta el momento está armada sobre un modelo de falta de crédito y podría derivar en un indeseado e innecesario camino hacia una cadena de convocatoria de acreedores.

Esta último sendero, transitado casi exclusivamente por pequeños y medianos comerciantes, bodegueros y hasta productores, los mismos a quienes en los últimos tres meses les han sido rechazados muchos cheques, -obviamente por la crisis financiera que ahora sirve de pretexto para muchas vicisitudes- los cuales, por la gran desconfianza imperante en el sistema bancario, no son negociados. Y si son negociados, con un costo adicional sobre el valor real de la moneda de pago de un 40%, como ya lo fue anticipado desde esta columna.

Sin embargo, el problema no finaliza allí. Terminaría si la semana que viene los gobiernos de Mendoza y San Juan, realizan algún tipo de anuncio respecto al concepto de “mantener la empresa en marcha”. Una idea moderna que el Estado no puede obviar, considerando que el modelo de la crisis paralelamente está abonando un escenario de concentración, ya que los que tienen fondos suficientes o se fondean en el exterior hoy son los que mandan en una realidad signada por el desconcierto que ha generado el desequilibrio del sector.

Una falta de equilibrio -por una parte- generada porque el sector comprador ha dejado de comprar por incertidumbre –generada por la crisis- y el tenedor de producto ha dejado de retenerlo y ahora en el mercado hay una sobre oferta, también producida por la crisis. Es que, el temor es también sobre una anunciada caída en los precios del vino como también se anunció desde este espacio.

Todo esto, sostenido en el viejo esquema de rentabilidad de la industria del vino que sigue viviendo a base de tres pilares: escasez, financiamiento y expectativa.

Por escasez, no hay mucha preocupación en la industria. Sí en términos de financiamiento y expectativa. Este último, muy vigente a partir de que se esperan aún los números oficiales de consumo de octubre que ya debería haber difundido el INV. Cifras que si bien en lo macro ofrecerían una leve –o notable- caída, habría que analizar en lo sucesivo la composición interna de ellos y evaluar si en verdad el sector va camino a la concentración.

Pero al hablar de Pymes del sector vitivinícola, incluyendo a los fundamentales actores de la distribución y la venta, el Estado bien podría incluir en sus cavilaciones la situación de aquellas que no acceden al crédito y que han debido lidiar con los cheques que no han podido cobrar o que no han podido negociar, porque un almacén de Río Cuarto no es conocido por el banquero de San Martín y por lo tanto no lo toma.

De la misma manera que el Gobierno Nacional pretende repatriar los capitales nacionales en el exterior, sin hacer preguntas de cómo fueron obtenidos, sería una buena idea que se blanqueara la situación de dichas Pymes y se contemplara el descrédito que poseen antes de que se produzca una cadena de convocatorias de acreedores. Porque los emprendimientos que se fondean en el exterior pueden volver al exterior cuando más les convenga y el negocio del vino no deje de ser un atractivo para ellos.

El blanqueo aludido incluye la idea de que se produzca además un sinceramiento de los sistemas de información del Banco Central que contemplen el estado de la crisis que, al menos en la teoría, no debería representar sólo una oportunidad para unos pocos que poseen espaldas financieras para llegar hasta junio de 2009.

Sin embargo, por ahora sólo la preocupación de los gobiernos –de San Juan y Mendoza- parece estar centrada en que no caiga el precio del vino y anunciar un operativo de cosecha acorde con la coyuntura del negocio.

Esto se anticipa que no será suficiente, porque cuidar de la salud de la vitivinicultura es como la de cualquier sistema vivo.

Ahora no bastará con tener un gimnasio para que entrenen los sanos y una sala de rehabilitación para los enfermos en vías de mejorarse, porque si el remedio no alcanza para al tratamiento completo –según el tipo de enfermedad-, lo único que se logrará es desperdiciar recursos en un supuesto operativo de salvataje y en un escenario que requiere mucho más que buenos precios y créditos para cosecha y acarreo.

Un dato a tener en cuenta: si la situación no se normaliza en los próximos 15 días, los grandes también serán afectados en el Gran Este por los coletazos de la crisis. Durante la semana que pasó se conoció el dato de que Gancia -al nombre fuerte del mosto argentino- ha comenzado con la suspensión de personal de oficina, además de los contratados que hasta febrero no saben si seguirán trabajando en la prestigiosa firma trasnacional. Serían siete los empleados afectados en la planta de Rivadavia.
http://www.mdzol.com/mdz/nota/87220

Written by danroc

1, diciembre 2008 a 9:37 am

Publicado en noticias

Tagged with , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: