AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Mendoza: Bodegas López, cuatro generaciones elaborando vinos

with one comment

01/12/08
Fuente: Turismo 530

La tradicional bodega mendocina celebra sus primeros 110 años.

Bodegas López representa un caso excepcional dentro de la industria vitivinícola argentina: iniciada hace más de ciento diez años, continúa hoy en manos de la familia fundadora. La sabia combinación de tradiciones ancestrales con una permanente actualización tecnológica otorgan a sus vinos una doble condición de clásicos y modernos a la vez…

Su fundador, José López Rivas, llegó en 1886 proveniente del pueblo de Algarrobo en Málaga, España, donde cultivaba junto a su familia predios con viñas y olivos. Decidió instalar sus viñedos en el país y escapar así de una devastadora plaga, la filoxera, que afectaba a las vides en Europa.

En 1898 se arraigó definitivamente en Mendoza, y el peso de la tradición vitivinícola familiar no tardó en aflorar. En el mes de Marzo comenzó la elaboración de sus propios vinos de las mejores zonas, producidos hasta la fecha con cepas propias y un principio que se mantiene desde entonces: controlar todos los pasos de la elaboración, cuidando y supervisando cada detalle.

Estos primeros vinos, comercializados en cascos de roble, tuvieron gran aceptación debido a su grado de calidad. Pronto la demanda superó a la producción, y ante la necesidad de aumentarla, José López Rivas compró una parcela de tierra en el Distrito de General Gutiérrez, departamento de Maipú, donde se construyó la actual Bodega.

Aquel año (1898), el 19 de septiembre nacía José Federico López, hijo único de José López Rivas, continuador directo del espíritu y acción paternos. Quien hasta poco antes de cumplir los cien años de vida, guiaría los destinos de la futura empresa familiar.
“JOSE LOPEZ Y HNOS.” (1898-1928)

Mendoza era hacia 1907 la provincia más rica e importante del grupo andino. El departamento de Maipú era el principal distrito vinícola y lugar donde José López Rivas y sus hermanos, desde fines del siglo XIX, habían iniciado sus actividades.

Respecto a la actuación de José López Rivas, afirmaba que su atención y cuidado constante le permitían obtener vinos calificados como “…la más alta expresión del tipo francés”. Por este camino, complejo pero genuino, se estaba forjando un estilo -el estilo López- con dedicación y por sobretodo con innegable convicción.

En los años siguientes, los objetivos de la Bodega se dirigieron a incrementar la disponibilidad de vinos, debido a la gran aceptación que habían tenido por su calidad los primeros comercializados en cascos y barriles.

Para responder a la creciente demanda, progresivamente se fueron ampliando las superficies de viñedos, y adquiriendo fincas en zonas con clima y composición mineralógica ideales para el cultivo de la vid.

A finales de la década de 1910, comenzó a colaborar en la empresa el hijo del Fundador, José Federico López, realizando todas y cada una de las actividades de la Bodega.

Su incorporación efectiva a la Bodega se produjo en 1922
y significó un impulso decisivo para el crecimiento que experimentó la empresa en décadas posteriores.

Con esta nueva conformación, la Bodega acompañará el incremento de las superficies de viñedos, con un constante aumento de su capacidad de añejamiento en toneles de roble francés.

“JOSE LOPEZ E HIJO” (1928-1958)

Años más tarde se produce el alejamiento de Rafael, hermano de José y la firma original es sutituída por “José López e hijo”, un cambio que contribuía a dimensionar mejor la figura del fundador. Ahora fortalecido por la presencia de su hijo, se presentaba una excelente oportunidad para consolidar el camino recorrido y por sobretodo sentar las bases para la creación de un estilo de vinos que comenzaba a ser cada vez más reconocido.

Se lanza al mercado la marca “Prestigio de Cuyo”, que acompañó durante algunas décadas a la entonces única marca de la Bodega “El Vasquito”, aparición impulsada por José Federico López y que preanunciaba la especial atención que la Bodega dedicará mas tarde a la elaboración y promoción de sus vinos finos.

Para obtener variedades finas, además de incorporar cepajes
de calidad eran necesarias las mejores tierras. Por ello, se fueron ampliando las superficies de viñedos para cultivar los nuevos cepajes en zonas de condiciones ecológicas óptimas para la vid, como Cruz de Piedra en Maipú y Agrelo en Luján de Cuyo.

En los años ´30 se plantaron distintas variedades de olivos para producir aceitunas, con la intención de lograr una máxima calidad en aceite de oliva extra virgen.

A fines de la década de 1930 comienza el envío de sus vinos
al exterior, se realizan las gestiones para registrar las marcas de sus vinos finos “Prestigio de Cuyo”, “Huetel” y “Rincón Famoso”.
En 1934, la Bodega presenta a uno de sus grandes clásicos: “Chateau Vieux”, un vino de corte con base Cabernet Sauvignon y un blanco con una conjunción de variedades Chardonnay y Pinot Blanco. El delicado diseño de la tipografía que identifica desde entonces la marca fue realizado por el propio Don José Federico López.
En 1938 aparece el vino “Rincón Famoso”, vino tinto y vino blanco de corte, con cepajes en armonioso equilibrio, convertidos hoy en clásicos del consumidor argentino.

En octubre de 1948 Don José López Rivas falleció, su espíritu
y normas éticas siguieron vigentes en la acción de su hijo quien continuó el camino con idéntica pasión y convencimiento.

Progresivamente se incorporaron sus hijos José Federico y Carlos Alberto, con quienes compartirá una prolongada labor de más de cuarenta años al frente de la empresa.
“BODEGAS Y VIÑEDOS LOPEZ S.A.” (1958 a la actualidad)

Entre 1949 y 1959, la firma cambió la razón “José López e Hijo” por “Bodegas y Viñedos López S.A.”
En esa época aparece el “Jerez FL”, una suerte de homenaje
a aquellos vinos andaluces.
Los montos crecientes de ventas respecto a años anteriores evidenciaban la excelente acogida que tuvieron los vinos finos en la demanda general y demostraron que la tarea de guarda y añejamiento de vinos iniciada en 1928, había comenzado a rendir sus frutos. Se evidencia tambien un progresivo aumento de exportaciones a países limítrofes y a Centroamérica.

José Federico López con la ayuda de sus hijos condujo un programa de inversiones destinado a ampliar la capacidad de las plantas de almacenaje y embotellado de vinos y también de la fábrica de aceite de oliva. Para ello renovó la maquinaria instalada importando tecnología europea, y optimizando de este modo su funcionamiento, a fin de satisfacer la creciente demanda.

La Bodega lanza nuevas marcas en vinos de mesa y reserva: “Vasco Viejo” en 1950, “Montchenot” en 1966: el tercer gran clásico de la Bodega y “Selección López” en 1970, vino que hoy se denomina simplemente “López”.

El mismo espíritu emprendedor y la dedicación que tuvo la Bodega para con sus vinos, es el que la hizo incursionar en 1970 en la elaboración de champagne: fueron presentadas al público sus marcas “Montchenot” (Nature) y “Mont Reims” (Brut).

En la década del ´70 la Bodega incrementó en un 200% sus exportaciones. En ello incidieron los sucesivos recambios tecnológicos, y el aumento de la capacidad de almacenamiento de vinos finos. Pero el aspecto clave de este decenio fue la reafirmación de tres elementos interdependientes y fundamentales en la vida comercial de la empresa, y que hablan de su constante vocación de excelencia: calidad, marca e imagen.

En el 80 Aniversario de su Fundación, la empresa obtuvo un contundente reconocimiento a la calidad de sus productos , en el Primer Concurso Nacional de Vinos realizado en la UVEXPO Mendoza de 1971, el jurado internacional otorgó 16 premios a los vinos López, en todas sus marcas y categorías.

Culminando los ´80 se produce la incorporación de la cuarta generación familiar: Carlos Alberto y Eduardo López Laurenz.

El 28 de marzo de 1994, a los 95 años, fallece en Bs. As. Don José Federico López. Su credo puede encontrarse en todas y cada una de las Memorias de su empresa. Esos escritos servirán de ejemplo de amor a la tierra que cobijó a sus padres y a todos sus descendientes.

“Trabajo, es la labor útil, es el esfuerzo que realiza desde el más humilde que emplea sus manos, hasta el hombre de ciencia, que desgasta su cerebro y sus noches buscando el progreso de la humanidad. Sin trabajo no se engendra riqueza. Con el trabajo y el estímulo al ahorro, el que debe ser con austeridad y moneda sana, es que se construye la riqueza y felicidad de un pueblo. Como argentinos y como productores, tenemos una meta y es el firme propósito de crear una imagen de calidad argentina. Para ello, no escatimaremos esfuerzos, porque consideramos que hay satisfacciones más trascendentales que el lucro. Por ello, continuaremos con fe incansable en no conformarnos nunca con la calidad obtenida. Siempre trataremos de elaborar, dentro de nuestra capacidad, lo mejor”. (J.F.L. 1975)

En 1994 con el fallecimiento de Don Federico López a los 95 años de edad, lo sucede en la conducción su hijo Carlos Alberto en la Presidencia y su hermana Marta en la Vicepresidencia. El Sr. Carlos Alberto López además de la presidencia, tiene a cargo las funciones de la Gerencia General, siendo el responsable directo de todas las áreas de la Bodega, Administración Central y Exportaciones.

En los Establecimientos situados en la Provincia de Mendoza: Viñedos, Bodegas, Plantas de Elaboración, Fraccionamiento, Turismo, se encuentran en la conducción Carlos Alberto, enólogo y Eduardo, contador público, bisnietos del fundador pertenecientes a la cuarta generación desde que Don José López Rivas fundara la bodega.

Foto: Frente actual de la Bodega./ Carlos López Laurenz (izquierda), Carlos Alberto López y Eduardo López Laurenz./ Frente de la Bodega a principios del siglo XX./ Vino Rincón Famoso, botellas antiguas.

Written by danroc

2, diciembre 2008 a 9:42 am

Publicado en noticias

Tagged with

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. He tenido oportunidad de visitar la bodega en esta semana santa y quiero felicitarlos porque tanto la persona que guia la visita, las instalaciones y por supuesto los productos, me parecieron excelentes.
    En la proxima visita a Mendoza volvere a visitarlos.
    Saludos cordiales
    Maria Rosa Capeletti
    Santa Fe
    Argentina

    Maria Rosa

    17, abril 2009 at 12:48 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: