AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Mendoza: La conservación de la ex bodega Arizu

leave a comment »

03/12/08
Fuente: Los Andes

En los últimos días se están realizando trabajos de conservación en el edificio de la ex bodega Arizu, ubicado en Godoy Cruz, que se encontraba deteriorado como consecuencia del paso del tiempo y de la falta de mantenimiento. De todos modos, es necesario establecer qué se hará con ese predio, que fue declarado Monumento Histórico Nacional. El Grupo Greco marcó un hito -lamentable por cierto- en la historia económica de la provincia…

Había iniciado sus actividades vitivinícolas en 1977 y poco tiempo después -a través de autocréditos otorgados por una de sus entidades: el Banco de los Andes- inició una formidable expansión que le permitió la adquisición de 45 empresas, todas con origen y sede en Mendoza, que comprendía 35 bodegas propias y más de cien alquiladas, con lo que ocupaban a más de 20 mil personas.

La caída del banco arrastró también al resto de las empresas del grupo y se inició un proceso judicial que todavía está en discusión y que comprometió en su momento a una ex ministra de Néstor Kirchner.

Para fortalecer su accionar y concretar el monopolio que buscaba, el Grupo adquirió en su momento marcas y bodegas de prestigio, entre las que se pueden mencionar Resero, Talacasto, Arizu y El Globo. La caída del grupo y la posterior intervención provocó que muchos de los inmuebles comenzaran a sufrir el deterioro provocado por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento.

Fue el caso de muchas de las bodegas, de la finca que el ex grupo adquirió en Villa Atuel y sobre todo del inmueble que la bodega Arizu tenía sobre calle San Martín, en Godoy Cruz.

Una empresa multinacional adquirió el predio e intentó instalar allí un supermercado, pero el proyecto se detuvo como consecuencia de la presión de los vecinos que se oponían a la erección de un centro comercial en una zona residencial.

Paralelamente, por decreto 339 del año 1999, el edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional, junto con el casco de la bodega Panquehua, en Las Heras, y a las casas patronales de Giol y Gargantini, en Maipú.

En los últimos días, la empresa propietaria de la ex bodega inició tareas de mantenimiento del edificio, consistentes en limpieza de escombros, refuerzo de paredes, reparación de veredas perimetrales, revoques y pintura en el frente del edificio, mientras paralelamente procederán a la desratización y desinfección del predio, las que se suman a otras de apuntalamiento de paredes, que se habían iniciado meses atrás.

Es importante lo que se está ejecutando en razón de que el edificio se encuentra erigido en una importante zona residencial, muy próximo a la Capital y sobre la arteria céntrica más transitada.

Inclusive el valor del terreno se revalorizó como consecuencia de la construcción de complejos residenciales importantes en los alrededores. Y el descuido había llevado a que roedores y alimañas ganaran la zona.

Pero el asunto es qué va a ocurrir en el futuro con el edificio, más aún cuando se trata de un patrimonio histórico. Según se afirma, sólo se considerará en ese sentido la mitad de la construcción, quedando el resto para que la firma propietaria pueda utilizarla para el emprendimiento comercial.

Pero es un problema complejo en el que participan distintas entidades, como la empresa privada, la comuna de Godoy Cruz y el organismo que representa en Mendoza a la Comisión Nacional de Patrimonios Históricos.

Las autoridades pertinentes deberán entonces tomar una decisión y comenzar a trabajar en el tema. Más aún cuando se trata de uno de los pocos edificios que supera los 100 años (el núcleo original data de 1888), en una provincia que mantiene un escaso apego a su acervo histórico, muy distinto a lo que sucede en otras provincias donde existe otra cultura y hasta se utiliza esa defensa de lo tradicional como oferta turística.

De todos modos, cabe aclarar que en algunos Departamentos se está trabajando bien en ese aspecto. Es el caso de San Martín, con el mantenimiento de la chacra donde vivió el General San Martín; Guaymallén, con la Capilla del Rosario, y Maipú, con las casas de Giol y Gargantini y la restauración de algunas iglesias antiguas.

La decisión sobre qué hacer con el edificio de la ex bodega Arizu deberá surgir en un plazo breve a los efectos de evitar que el paso de los años vuelva nuevamente a deteriorar lo que en su momento constituyó el “testimonio de un momento histórico de la economía regional en que se desarrolló la vitivinicultura a escala industrial”, como reza el decreto que defiende la declaración de patrimonio histórico.

Written by danroc

3, diciembre 2008 a 1:21 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: