AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Lo que el granizo se llevó: Sueños, esperanzas y quintales que ya no están

leave a comment »

20/12/08
Fuente: MDZ | Emiliano Palazzo

La temporada pasada la vitivinicultura local sufrió los embates de la Peronóspora. Hoy en las viñas, la crisis fianciera es sólo superada por el tema del granizo, motivo de temor que aún pende del cielo por estos días. En ese escenario, el hombre de campo otea movimientos del Estado, de quien se sabe no ayudará a todos. Además de las ya difundidas tormentas graniceras que azotaron todos los oasis mendocinos cultivados, hay otros factores que sin duda hacen preveer ya una cosecha por venir inferior a la de la campaña anterior, por lo menos en la zona Este …

Los conocedores del sector saben muy bien que no sólo el granizo es el responsable de los malos presagios en cuestión de quintales. Basta con recorrer las rutas productivas de la zona Este para darse cuenta de que “hay menos uva”, tal como lo expresan los productores.

Para entender las razones causantes de ésta merma en los rendimientos es necesario trasladarse como a través de un túnel del tiempo para así ver qué pasó con las condiciones climáticas y económicas durante todo éste año que está a punto de finalizar.

Y por qué no también ir más allá y recordar lo que la temporada pasada nos deparó, cuando por granizo o Peronóspora, las plantas de vid sufrieron efectos indeseables que sin duda influyen en la producción de ésta campaña.

Si hacemos una breve reseña desde brotación hasta éste momento, nos encontramos éste año con un aceptable porcentaje de brotación (yemas brotadas/ yemas francas dejadas en la poda), luego el brote siguió su crecimiento normal en un principio, pero luego mostró una meseta en su curva de crecimiento hasta llegar a floración y posterior cuaje.

Más allá se situaciones puntuales, en general se observó cuaje normal en tintas, y cuaje dispar en variedades criollas. Lo que fue un denominador común es el tamaño de baya un poco más grande de lo habitual en los días posteriores al cuaje, lo cuál no es más que una estrategia de la planta de vid, en respuesta también a un menor número de granos por racimo.

Conclusión: en las variedades que más aportan en Kilos (“criollas”), hubo relativamente baja fertilidad (Nº racimos / brote), por lo tanto tenemos ahí un punto clave que sin duda será decisivo en el pronóstico de cosecha que se aproxima, que dicho sea de paso, si no se acelera su presentación corre riesgo de llegar en 2º lugar luego de la cosecha.

El tema más delicado se ve en variedades como Cereza, Moscatel, Criolla Grande y otras variedades altamente productivas, donde es clara la baja fertilidad. Es notoria la baja cantidad de racimos por brote promedio. Ha sido muy frecuente observar brotes con 1 o ningún racimo.

La respuesta a esas condiciones está unos meses atrás. Fue muy importante para las yemas que brotaron éste año, las bajas temperaturas que ocurrieron en Abril pasado, momento en el cual dichas yemas estaban latentes. Ese hecho explicaría la baja fertilidad de brotes, y hasta el “pasmado” de sarmientos muy recurrente ésta temporada.

Obviamente la crisis económica también dejo su sello. Las casas de agroquímicos dan a conocer, como era de esperar, su disminución en venta sobre todo de fertilizantes, y no tanto de productos fitosanitarios, debido a ésta primavera lluviosa que hemos padecido.

Lo cual también impacta no sólo en la producción de éste año, sino también en algunos casos en la de la temporada siguiente debido a una inminente menor acumulación de carbohidratos de reserva en las plantas.

Mucho más fácil de explicar es la uva que ya no está debido al granizo. En éste aspecto, a las ya conocidas granizadas, o mejor dicho “apedreadas” que afectaron Lavalle, Valle de Uco, Maipú, Junín, Rivadavia y La Dormida en Santa Rosa, hay que añadir otro gran “cachetazo” de la naturaleza.

El último 12 de Diciembre, se vieron afectadas unas 5000 has. de cultivos repartidas entre 12 de Octubre (Santa Rosa), Phillips (Junín), La Central, El Mirador, y Los Campamentos (Rivadavia). Los daños generales fueron superiores al 80%, y en casos del 100%.

Y si a pesar de éstos datos alguien todavía no se convence de la situación, basta con arrimarse por las oficinas de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas de la provincia, donde aseguran haberse superado ya con creces las mil denuncias por daño de granizo.

Frente a ésta realidad, y en caso de sostenerse ésta tendencia de una eventual merma de rendimiento en la próxima vendimia, cabe preguntarse: ¿Se plasmará en la realidad la interacción de las ya famosas curvas de oferta y demanda?

La esperanza es lo último que se pierde, dicen por ahí esperando un salvataje del Estado, el cual está actuando y prometiendo ayuda pero: ¿esa ayuda será para todos o sólo para los pacientes sanos?
http://www.mdzol.com/mdz/nota/91934

Written by danroc

23, diciembre 2008 a 4:58 pm

Publicado en noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: