AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

El riego por goteo en Mendoza ya supera las 35 mil hectáreas

leave a comment »

28/12/08
Fuente: Diario Uno | Natalia Sosa Abagianos

Aunque esa cantidad representa menos de 12% del total de la superficie cultivada local, la cual se calcula en unas 300.000ha. Resaltan que su aplicación permite optimizar el uso del agua en 60%. La escasez de agua en Mendoza y el auge de la tecnología colaboraron para que el riego por goteo se extendiera en todo el territorio provincial, principalmente en los departamentos del Valle de Uco, Luján y Maipú. Su mayor fortaleza es la optimización del recurso hídrico en 60%, lo que implica un ahorro energético similar al tener que encender menos tiempo las bombas para extraer el líquido de los pozos de las fincas …

Aunque su desarrollo fue muy importante en los últimos 15 años, aún continúa siendo un sistema muy costoso para los productores mendocinos: oscila entre 3.500 y $10.000 por hectárea. En la actualidad supera 10% de la superficie cultivada: alrededor de 35 mil hectáreas.

De la producción beneficiada, la mitad corresponde a la industria vitivinícola, ya que las bodegas debieron adaptarse a los cambios climáticos y a las nuevas necesidades del mercado, que solicita cada vez más un producto de calidad constante.

Justamente otra de las virtudes del riego presurizado está asociada al mejoramiento del rinde de los cultivos de la vid, al garantizar una cosecha más rendidora siempre y cuando las plantas no hayan sido afectadas por el granizo. A diferencia del riego por surco, aquí cada gota llega a todas las plantas por igual, desde las primeras a las últimas de la hilera sin importar los rasgos del terreno.

En algunos casos, su aplicación implica suministrar menos agua que la requerida, para un óptimo crecimiento del fruto, lo que se conoce como déficit de irrigación. El objetivo es mantener la vid bajo condiciones de estrés hídrico controlado para incrementar la calidad de la uva. Así los productores pueden controlar aspectos como el tamaño de los granos, vegetación y luz, disponibilidad de nutrientes, fotosíntesis y concentración de sólidos.

A la hora de diseñar una estrategia para su incorporación, se deberá considerar una serie de factores, entre los cuales figura la existencia de follaje, condiciones del suelo y fluctuación climática, en particular lluvia caída (cantidad y frecuencia), retención de agua y transpiración.

A su vez, su uso disminuye la proliferación de yuyos y facilita la fertilización, porque los químicos se agregan en el agua.

Para Irrigación, la expansión del riego por goteo redundaría en una ampliación de las fronteras del oasis provincial a través de la eficiencia en la utilización del agua. “La presurización del sistema hídrico es fundamental para la preservación de los acuíferos más comprometidos, como aquellos ubicados en la zona de Chapanay y Montecaseros y desde Perdriel hasta El Carrizal”, explicó Gustavo Fatlari, jefe del Departamento de Planificación.

Para fomentar su colocación, existe una línea de créditos del Fondo para la Transformación y el Crecimiento que se cotiza por hectárea: $7.500 para vid y $9.000 para hortalizas.

Los pequeños y medianos productores no pagarán nada de interés hasta un máximo de 10ha, 3% anual de 10 a 20ha y 5% para más de 20ha. Para el resto, la tasa fija será de 6% por año. Todos tendrán 5 años para devolver el préstamo, con un año de gracia y cuatro de amortización, lo que se presenta como una oportunidad para invertir.

Procedencia de los materiales: por lo general, las tuberías de PVC y los accesorios son de producción nacional. Los filtros, las válvulas y el resto de la tecnología se importa desde Israel, Estados Unidos, Italia y España.

Gotero integral
Los goteros son soldados en la pared interior de la tubería durante el proceso de producción. Permite que el productor elija cuál es la que mejor se adapta a los requerimientos específicos de su siembra. Son apropiadas para cultivos en hilera (hortalizas, maíz, algodón, árboles frutales, entre otros). Pueden ser reutilizadas durante varias temporadas con un mantenimiento conveniente y gracias al espesor de sus paredes.

Gotero exterior
Se emplea menos porque está más expuesto al vandalismo. Pueden agregarse adicionales para aumentar la cantidad de agua aplicada en función del desarrollo de la planta.

Gotero botón
Es similar al anterior pero mucho más pequeño. Se inserta en tuberías de distribución. Puede colocarse con precisión en el lugar indicado por el productor, adaptándose así a los requerimientos del cultivo. Fueron diseñados para huertos frutales, invernaderos, nurseries y riego de espacios verdes.

Electroválvula
Cuenta con electricidad para regular la entrada y salida del agua. También hay sistemas hidráulicos que no utilizan corriente.

Poseen filtros especiales para impedir el paso de partículas extrañas, como arena.
5 hectáreas es el mínimo que maneja la mayoría de los emprendimientos a la hora de tomar un cliente.

1.000 a 3.500 dólares es el costo por hectárea. Incluye todo el equipamiento (materiales básicos, bomba y sistema común o automático) y la instalación (mano de obra).

15 años en promedio es la vida útil de estos insumos. Se aconseja realizar un mantenimiento adecuado para mejorar su conservación: lo ideal es una vez al año.

30 centímetros a 1,20 metros es la distancia que se utiliza entre cada goteo, según la necesidad de la planta. Aunque se recomienda que ese espacio no supere los 60 centímetros.

Colgante

Es el tipo de riego más común. Consta de una tubería (integral o botón) suspendida a entre 30 y 50 centímetros del piso a lo largo de la hilera de las plantas. Es apropiado cuando se hacen tareas de desmalezamiento, porque no hay tuberías sobre el terreno que las obstaculicen. Las mangueras de polietileno son de color humo negro para reducir el impacto de los rayos ultravioleta.

Superficial

Es el más simple, más económico y más versátil si se quiere repararlo o mantenerlo en condiciones.

Los especialistas, como los ingenieros agrónomos, aconsejan su empleo cuando el control de malezas se hace con productos químicos bajo la vid.

Las tuberías se apoyan sobre el suelo, debajo de las plantas y a lo largo de la línea de troncos.

Subterráneo

Es la técnica más avanzada, estética, confiable, precisa y eficiente. Consta de tuberías de goteo enterradas a entre 25 y 50 centímetros de la superficie del terreno. Las tuberías se instalan paralelas a la fila de árboles, de 30 a 40 centímetros del tronco, o en el centro del surco entre dos hileras. Algunas de sus ventajas:
Las tuberías están protegidas contra daños climáticos, mecánicos y vandalismo.

Las pérdidas de agua por evaporación se reducen entre 10 y 20porciento respecto del sistema de superficie.

El agua es aplicada con precisión en el centro de la zona radicular.

Menor crecimiento de malezas en verano.

Entre sus aspectos negativos se puede mencionar:
En caso de salinidad, se vislumbran problemas si la lluvia lleva la sal hacia las raíces.

Si hay problema con roedores, se sugiere no emplear este tipo de riego.

Habrá que planificar tareas especiales de mantenimiento para evitar taponamientos en las tuberías bajo tierra.

Los expertos en riego de viñedos trabajan con los productores para diseñar y planificar la alternativa óptima, considerando la disponibilidad de agua y los factores ambientales como:

Tipo y profundidad del suelo.

Condiciones climáticas y niveles resultantes de
evapo-transpiración.

Capacidad de retención de agua del suelo.

Densidad plantada, espaciamiento.

Perfil del terreno, desniveles, orientación.

Características agrotécnicas tales como empleo de maquinaria para cosecha y lomadas en el terreno
Diferentes proyectos de investigación determinaron que el riego por goteo tiene una incidencia marcada en el rendimiento del cultivo de olivo. Sus beneficios básicos son tres: aumento del tamaño de la aceituna, incremento de la cantidad de frutas y mejora del contenido de aceite.

Esto se atribuye a un mayor tamaño del árbol y de la superficie de las hojas como consecuencia de una buena hidratación.

Entre otras cosas, se arribó a la conclusión de que en los casos tradicionales de baja densidad arbórea, la aplicación de una cantidad constante de agua, 80-120lts diarios/árbol producía resultados óptimos en los olivares.

Otros trabajos indicaron una respuesta todavía más positiva sobre el factor riego. La incorporación de este sistema resultó en rindes 74porciento más altos que los tratamientos más secos: este porcentaje se aplica tanto a frutos frescos como a la producción de aceite y fue el resultado de un mayor número de frutas y de tamaño mayor.

Sin embargo, algunos investigadores consideraron que los altos rindes del oliva eran atribuibles sobre todo al tamaño de la aceituna.

Bajo tierra
En el caso del riego subterráneo, se destacaron varias ventajas después de las experiencias tomadas de los propios productores.

A la cabeza de la lista figura que evita la pérdida de agua por bajas tasas de evaporación y drenaje. Le siguen la disminución de la propagación de yuyos, la reducción de los inconvenientes de la cosecha mecánica, la resolución de los problemas de vandalismo (en gran medida porque así también los roban), el ahorro de la mano de obra de mantenimiento, el mejoramiento de la absorción de microelementos –sobre todo fósforo– en comparación con el riego de superficie y el facilitamiento de todo el proceso de cultivo.

El mendocino Sebastián Halpern tiene 29 años y dirige la empresa más grande de Cuyo destinada a servicios de riego. Sólo el año pasado, la firma que lleva su nombre facturó 6 millones de dólares.

Su incursión en el rubro no fue casual pero sí circunstancial, ya que como consecuencia de la crisis económica de 2001 se quedó sin empleo en menos de un año. Como ya trabajaba en un establecimiento relacionado con este tema, decidió crear su propio emprendimiento y recorrer todas las fincas posibles para conseguir clientes.

En ese momento, el mercado estaba abierto a nuevos competidores, porque varias multinacionales habían cerrado sus puertas por los avatares financieros.

El joven empresario arrancó su negocio hace cuatro años con el ofrecimiento de servicios y en 2003 comenzó a comercializar equipos de riego por goteo y por aspersión, más común en chacras y casas con parquizados de grandes extensiones.

De un capital inicial de $100 mil, una camioneta y un empleado, pasó a construir una gran planta de dos pisos con oficinas y un galpón en Guaymallén, con una flota de 10 vehículos y casi un centenar de trabajadores.

Su cartera de clientes se amplió de manera paulatina fuera del territorio provincial y actualmente su asesoramiento llega a otras provincias como San Juan, Córdoba y Salta.

http://edimpresa.diariouno.com.ar/2008/12/28/nota201684.html

Written by danroc

29, diciembre 2008 a 6:59 pm

Publicado en noticias

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: