AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Cuáles son los vinos argentinos que más se venden en el mundo

leave a comment »

30/12/08
Fuente: iProfesional.com | Juan Diego Wasilevsky

A pesar de la crisis desatada por el crac financiero, que impactó negativamente en todas las variables del comercio exterior a nivel global, la industria vitivinícola por el momento goza de muy buena salud. La Argentina, de hecho, cerrará 2008 con exportaciones récord superiores a los u$s800 M.

Pasó la crisis del campo, el “no” de Cobos, meses con las rutas cortadas, bloqueos en terminales portuarias y hasta el descalabro producido por la crisis financiera mundial. Sin embargo, todas estas variables negativas no alcanzaron para empañar un excelente año para la industria vitivinícola argentina que, a contramano del mundo, tiene un buen motivo para descorchar …

Puntos Importantes

  • Las exportaciones de vinos y mosto argentinos superarán en 2008 los 800 millones de dólares.
  • Esto implicará un salto, como mínimo, del 25% con respecto a los niveles de 2007.
  • Los tres vinos más exportados por la Argentina son Trapiche, Alamos y Catena.
  • El Malbec es la variedad que monopoliza el mercado, seguido por el Cabernet Sauvignon.

En efecto, las exportaciones de vinos embotellados, a granel y mosto, alcanzaron hasta noviembre los u$s730 M y todo indica que superarán con facilidad, los u$s800 M.

Este dato es significativo ya que implicaría una tasa de crecimiento, como mínimo, del 25% con respecto a los niveles de 2007.

“Fue un año muy positivo porque estos u$s800 M los habíamos proyectado a principios de año y, a pesar de todos los conflictos que tuvimos, no hubo problemas para alcanzarlos”, explicó a iProfesional.com Exequiel Barros, director de Caucasia Wine Thinking.

En la misma línea, José Molina, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), sostuvo que “la industria vitivinícola se está organizando muy bien entre sector público y privado y esto es lo que permitió que las ventas al exterior de vino, mosto y pasas de uva crezcan de manera sólida”.

Barros agregó que “el vino argentino, en comparación con el resto de sus competidores, aún parte de una base relativamente chica, por lo tanto le permite mantener tasas de crecimiento importantes. Hay que tener en cuenta que del total exportado, la participación del vino embotellado es del 60% y, en comparación con países como Chile y Australia, es un número bajo. Así que, si bien estamos entre los mayores exportadores del mundo, todavía estamos lejos de los principales competidores”.

El Malbec “monopoliza” los paladares

A la hora de analizar la performance de los vinos argentinos en el exterior se destaca el excelente desempeño del vino Malbec, que comienza a monopolizar el mercado de exportación.


De hecho, mientras que en 2007 esta variedad dominaba el 29% de las ventas al mundo, en 2008 la participación de este clásico argentino pasó a casi 38%, una suba del nivel de market share del 31%.

La segunda variedad más elegida por los consumidores del exterior fue el Cabernet Sauvignon, que ostenta el 13% del mercado de exportación, 1,5 puntos porcentuales más que el año pasado.

Por último, entre los tres primeros puestos se destaca el genérico tinto, con casi el 10% del market share.

Las etiquetas líderesEl número de etiquetas también creció de manera sostenida: mientras que en 2007 las bodegas argentinas colocaron 1.780 marcas distintas, en lo que va del año ya se superaron las 1.900.

 

El ranking de vinos embotellados argentinos durante los once primeros meses del año estuvo liderado por Trapiche, marca del Grupo Peñaflor.

Este no es un dato casual: la compañía es líder en la elaboración de vino en la Argentina y es uno de los primeros diez productores a nivel mundial, con una extensión de 3.000 hectáreas de viñedos propios.

Peñaflor está integrado, además, por otras por cinco bodegas: El Esteco, Finca las Moras, Michel Torino/Bodegas La Rosa, Santa Ana y Andean Viñas, que le permiten liderar el mercado argentino, participando en todos sus segmentos, así como también en las exportaciones.

En lo que va del año, Peñaflor logró incorporar diez nuevos mercados en Africa, Asia y Europa Oriental. Así, hoy en día, tienen presencia en unos 70 países.

Por su parte, según Caucasia Wine Thinking, el segundo y tercer puesto corresponden a Alamos y Catena, producidos por Catena Zapata.

Según datos de la bodega, la línea Alamos se lanzó en 1993, como segunda marca después de Catena, línea conformada por vinos 100% varietales y uvas procedentes de numerosos lotes de la compañía.

La diferencia está en que para la elaboración del primero se utilizan los viñedos más jóvenes ubicados en zonas altas de Mendoza, donde el rendimiento por hectárea es bajo.

Desde la consultora explicaron que el mercado, analizado en relación a las etiquetas, está muy desconcentrado, ya que estos tres vinos que están al tope del ránking tan solo acaparan el 8% del market share del mercado de exportación.

Por último, con respecto a los destinos, considerando los volúmenes, EE.UU., Canadá y el Reino Unido adquieren el 45% del total exportado por la Argentina.

La hora del vino argentino en el mundo

Según Barros, “las bodegas tienen que aprovechar este momento porque los vinos argentinos son una verdadera sensación, principalmente en EE.UU.”.

A la hora de buscar los puntos que diferencian a la producción de las bodegas locales con las radicadas en Chile -el quinto exportador mundial, dos puestos por encima de la Argentina-, Barros no dudó al afirmar que “hay una relación precio-calidad sin igual. Dentro de los llamados países del nuevo mundo en esta industria, somos los mejor posicionados en esa ecuación”.

En la misma línea, desde Coviar destacaron que “nuestro producto tiene una relación precio-calidad realmente extraordinaria. Son vinos cada vez más aceptados”.

A la hora de profundizar, Molina sostuvo que “tenemos mayor diversidad que Chile. Nuestra producción va desde los 600 a los 3.000 metros. Esto nos permite tener una oferta no solamente entre varietales, sino dentro de los mismos varietales, donde se puede ver cómo se potencia cada uno de ellos dependiendo de la altura”.

“Se podría decir que tenemos un vino para cada consumidor”, resaltó.

Buenas perspectivas

Desde Caucasia Wine Thinking si bien son cautos, apuestan a mantener una buena performance a pesar de la compleja coyuntura.

“Estimamos que, a pesar de los problemas mundiales, no se van a dejar de consumir vinos. Lo que sí va a pasar es que el que pagaba un precio alto por una botella de Francia, ahora va a comenzar a apuntar a vinos un poco más económicos pero de buena calidad”, explicó Barros.

De este modo, “aquél que venía pagando u$s30 por una etiqueta procedente de Europa, va a buscar opciones a u$s15, un nicho donde los vinos del viejo mundo no tienen peso”.

En esto, según el experto, juega a favor también que “en EE.UU. los vinos chilenos más prestigiosos están ubicados en las gamas altas, pero en pocas cantidades y no son accesibles para cualquier consumidor” y de allí, la oferta pasa a una gama de precios medio, medio-bajo.

“Son vinos prolijos, tomables, pero que no ofrecen sorpresas”, sostuvo Barros, quien agregó que, en síntesis, “es en los productos argentinos donde los consumidores van a encontrar mejores opciones para la franja media”.

Written by danroc

30, diciembre 2008 a 9:58 am

Publicado en noticias

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: