AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Aquí, desde el Valle de Uco

leave a comment »

03/01/09
Fuente: El Espectador | Hugo Sabogal

La vinicultura en esta región de Mendoza se empezó a desarrollar hace una década. Esta zona garantiza un producto de gran alcurnia.
He pasado muchas veces por esta zona. No me ha importado si es invierno o verano. Igual, la experiencia ha sido irrepetible. Pero tenía pendiente la tarea de recorrerla palmo a palmo, para lograr entender el significado del Valle de Uco en el universo del vino contemporáneo. Y lo increíble es que esta zona sólo ha tardado 10 años en desarrollarse …

Hasta hace una década, la vitivinicultura mendocina se había concentrado en los llamados oasis del norte, el este y el sur, así como en los alrededores del río Mendoza. Esta última frontera, una de las más cotizadas, estaba dominada por los departamentos de Maipú y Luján de Cuyo. La producción estaba a cargo de uvas selectas, gracias al predominio de elevaciones que van desde los 650 hasta los 1.060 metros sobre el nivel del mar. En estas alturas pueden obtenerse vinos aromática y cromáticamente ricos e interesantes, difíciles de ignorar.

Pero en el Valle de Uco, que posee alturas que oscilan entre los 1.100 y 1.700 metros sobre el nivel del mar, las características de unicidad se acentúan de una manera dramática. Esto se debe al marcado contraste entre las temperaturas del día y de la noche, que puede llegar a ser de más de 20 grados.

Dicho tal factor, surgen elementos diferenciadores, como, por ejemplo, el mantenimiento de la acidez natural. Esto es algo derivado del contraste entre las temperaturas del día y de la noche. La razón es que conservan los aromas propios de la uva, incrementando su firmeza y carácter.

Por otro lado, dicha amplitud térmica elimina la necesidad de utilizar productos químicos para controlar plagas. Los vinos del Valle de Uco, en el fondo, son orgánicos. Por esta razón, los vinos del Valle de Uco se prestan para someterse a envejecimientos prolongados.

Y aunque el Valle de Uco garantiza vinos tintos de gran potencia y alcurnia, su vocación natural se orienta hacia los blancos y hacia los tintos elegantes.

Entre los cepajes más destacados del Valle figuran el Malbec (especialmente el de la localidad de La Consulta), el Chardonnay, el Sauvignon Blanc, el Pinot Noir, el Merlot y el Pinot Gris, así como el Cabernet Sauvignon, el Tempranillo y el Syrah.

Los atractivos del Valle de Uco llamaron la atención, inicialmente, de viñateros europeos, quienes fueron los primeros en poner pie en la zona. Entre los colonizadores figuran el francés Jean Bousquet y el holandés Grupo Salentein, propietario de la bodega del mismo nombre. Siguió el emprendedor argentino Roberto Luca, con su proyecto Sophenia. Tiempo después se instalaron los hermanos franceses Jacques y François Lurton y un selecto equipo de productores franceses de Burdeos, encabezados por el enólogo Michel Rolland, creador del Monteviejo y Flechas de los Andes.

Otro gran protagonista ha sido el empresario y ex banquero español José Manuel Ortega Fournier, impulsor de este proyecto arquitectónico y vitivinícola, distinguido por ser el más audaz de la zona en los últimos años.

No hay duda de que éste es el valle más apetecido de Argentina, zona que, además, se distingue por sus impresionantes paisajes naturales, enmarcados por la cordillera de los Andes. La altura más imponente en este punto es el volcán de Tupungato, la segunda altura después del Aconcagua.

Además, bodegas como Salentein y Andeluna cuentan con restaurantes de primer nivel. Igualmente, Salentein inauguró una galería de arte contemporáneo, llamada Killka, donde se dan cita expresiones artísticas del arte argentino, tanto antiguo como contemporáneo. Y más recientemente un par de empresarios de Buenos Aires han abierto un restaurante exclusivo llamado Tupungato Divino, en un paraje de extremada belleza, a las afueras de Tupungato.

El Valle acoge, asimismo, la llamada Ruta Sanmartiniana, es decir, el camino emprendido por el Libertador José de San Martín durante su gesta libertadora de Argentina y Chile.

Para los viajeros exigentes, las Posadas Salentein y Tupungato Divino ofrecen alojamiento de alta categoría, pero algo limitados en tamaño. Todo depende de la comodidad de los hospedajes, las cabañas turísticas y los sitios exclusivos de camping deportivo. En resumen, es un paraíso que debe visitarse antes de que la nieve eterna se pose sobre nuestras nieves.

http://www.elespectador.com/columna103911-aqui-el-valle-de-uco

Written by machimar

5, enero 2009 a 12:30 am

Publicado en noticias

Tagged with

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: