AWPro de ArgentineWines.Com

El mundo del vino argentino, todos los días en tu PC

Migliozzi, otro ministro que no supo, no pudo o no quiso

leave a comment »

11/01/09
Fuente: MDZ | Luis Abrego

El jefe de la cartera de Producción pasó por la Legislatura donde las críticas hacia su gestión forman huracanes. Pero no es ese el único ámbito. Pese a sus explicaciones, su destino parece sellado. Los nombres que hasta el momento han aparecido para reemplazarlo y los requisitos que se buscan de los postulantes. El ministro de la Producción, Guillermo Migliozzi ha logrado una particular unanimidad, un poco extraña en el mundo político: casi todos los interesados en el área de su incumbencia quieren su salida de la cartera; o al menos se expresan en términos poco favorables hacia su gestión …

A la serie de inconvenientes que el funcionario había tenido en el manejo de cuestiones tales como la crisis del campo el año pasado, se sumaron hacia finales del 2008, la explosión de los productores de damasco primero y de ajo después, para cerrar un semestre más que difícil con los problemas de la lucha antigranizo y la feroz tormenta granicera del 31 de diciembre en General Alvear.

La situación ha generado una fuerte disputa no sólo con los productores agrícolas, sino también con los intendentes y los legisladores provinciales que creen ver en Migliozzi a un funcionario que tanto frente a las contingencias climáticas, como ante las variables de la economía nacional e internacional, “no ha demostrado grandes habilidades, ni la articulación de un modelo de política económica”, dicen en estricto y diplomático off the record algunos referentes de la oposición.

Ya en caliente, y en sintonía con lo que piensan de él algunos productores más acostumbrados al pragmatismo de las fuerzas de la naturaleza que a los vericuetos de la función pública, esos mismos analistas creen que Migliozzi ha mostrado “desconocimiento, falta de seriedad y escaso manejo político”, recriminándole además su gruesa ironía y la extrema liviandad con las que a veces ha enfrentado a los mismos chacareros o a los legisladores con una mezcla de humor ácido que no estuvo acorde con el ámbito ni los temas tratados.

Todo esto llevado al extremo ya que desde el propio oficialismo llueven palos, como los que propalan los intendentes que se quejan porque no los recibe, sus colegas de gabinete o los mismos legisladores del PJ que admiten que no pueden coordinar acciones. Tal como quedó demostrado con el jefe comunal de General Alvear, Juan Carlos De Paolo, quien tras el siniestro en su departamento, apenas logró una audiencia de ¡cinco minutos! con el gobernador Celso Jaque.

Tal fragilidad parece vincularse con el hecho que Migliozzi no se respalda ni tiene el aval de ningún sector productivo concreto. Por el contrario, su llegada al ministerio se produjo de la mano del influyente presidente del Instituto de Juegos y Casinos, Daniel Pereyra, con quien compartió el ámbito académico en la Universidad de Congreso, uno como rector, y otro como simple profesor.

Su sorpresivo desembarco se produjo después de que se barajaran nombres de peso de la industria vitivinícola para ese ministerio como los de Ángel Vespa o José Zuccardi, quienes por diversas razones declinaron el ofrecimiento. Así, la elección de Migliozzi parece haber sido fruto de esas negativas, más que de una planificada alternativa.

Lo cierto es que estas aristas difíciles de Migliozzi parecen no haber pasado inadvertidas en el mismo gobierno, y prueba evidente de ello es el Comité Anticrisis que fue encargado al ministro de Gobierno Mario Adaro. Fue una elegante manera de poner el manejo político y la relación con los involucrados, por fuera de la órbita del ministerio de la Producción.

De cara al futuro, el nombre de Migliozzi (junto a Iris Lima) son los que más suenan desde hace tiempo para ser reemplazados en el gabinete de Jaque. Una decisión postergada que –ahora dicen- finalmente se concretaría hacia mediados de febrero, cuando todos los ministros ya hayan regresado de sus vacaciones y el gobernador los espere con sus evaluaciones en la mano.

En los pasillos de Casa de Gobierno aseguran que la decisión de la salida de Migliozzi ya está tomada, aunque los nombres todavía se mantengan en suspenso. Hay dos candidatos si se quiere “naturales” para sucederlo: el subsecretario de Financiamiento, Raúl Mercau y el secretario de Turismo, Luis Böhm.

Sin embargo y por distintas razones, sus candidaturas pueden quedar sólo en eso. Mercau, economista de peso, es hoy una pieza fundamental en el andamiaje del ministerio de Hacienda, y es muy difícil que Adrián Cerroni se desprenda de él. Böhm, quien desde el comienzo de la gestión aspiró al lugar, pese a su experiencia política no ha podido –ya sea por circunstancias de la economía internacional o por sus propias decisiones- hacer del turismo una estrella de este gobierno, y hay quienes confiando en sus méritos creen que aún no es momento para un cambio que pueda interpretarse como un fracaso en su gestión.

Pero no son lo únicos, otros nombres también están en danza. Son los de Eduardo Sancho, quien desde la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Fecovita) actualmente es vicepresidente de la poderosa Confederación de Cooperativas Interagropecuarias (Coninagro). Al margen de los méritos para el cargo, su rol institucional sería incompatible con el alineamiento jaquista con el gobierno nacional, agudizado tras la crisis del campo, en el que Coninagro fue una de las cuatro entidades protagónicas junto a la Sociedad Rural, la Federación Agraria y las Confederaciones Rurales Argentinas, que combatieron la Resolución 125.

La lista de reemplazantes también la integran el actual titular del Fondo de la Transformación y Crecimiento, Luis Álvarez, quien en algunos ámbitos políticos cercanos al gobierno se asegura que tendría aval técnico, político y sectorial de algunos núcleos productivos como para dar un golpe de timón a la conflictiva relación que hasta el momento se ha llevado adelante y que ya excede la figura de un ministro para traspasar (y afectar directamente) al mismo gobernador.

Esto último, el aval sectorial, parecería ser un requisito sine qua non para el futuro ministro, pues el oficialismo parece dispuesto a no repetir la traumática experiencia del 2008 y comienzos del 2009, donde Migliozzi lejos de acordar pareció comportarse como un outsider, sin poder establecer una clara política de coincidencias con los sectores productivos, ni abrir la economía, ni afianzar cadenas productivas integradas, que contribuyan a superar el grave problema de escala que afronta hoy la economía provincial.

Más allá del nombre o el perfil, será necesario –casi imprescindible- establecer un nuevo horizonte de reglas del juego que permita la discusión de fondo de una política económica para la provincia. Hasta el momento, el gobierno de Jaque no ha liderado ese debate y parece haberse sentido demasiado cómodo en un esquema de protección y promoción estatal para beneficio privado, al que nunca cuestionó y que hoy ante la caída de los precios internacionales, el debilitamiento del crédito y la adversidad climática parece empezar a pagar con un costo extremadamente alto. Tan alto que –además- puede implicar de manera inexorable, la pérdida de otro ministro más, como en su momento fueron Juan Carlos Aguinaga y Juan Marchena, que no pudo, no supo o no quiso.

Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/96036

Written by danroc

11, enero 2009 a 11:11 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: